Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Educación avisa de que negarse a la evaluación de Primaria impide aportar recursos adicionales a los centros

La Alta Inspección educativa vigilará que las CC.AA se ajusten a la normativa del Gobierno
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte advierte de que negarse a realizar la evaluación final de Primaria de la LOMCE "priva a la Administración educativa de una información relevante para detectar los problemas y aportar recursos adicionales allí donde se necesiten".
Fuentes de este departamento han asegurado a Europa Press que si un número elevado de padres impide que sus hijos hagan estas pruebas, dejándoles en casa esos días, como ha planteado la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), "dificultan los procesos de mejora continua que deben presidir la practica educativa de todos los centros".
Desde el ministerio que dirige Íñigo Méndez de Vigo han insistido en que estas pruebas tienen como objetivo detectar dificultades de aprendizaje tanto de alumnos como de centros al "compararles de forma anónima y con resultados ponderados en función del nivel socioeconómico y cultural".
También han incidido en que cuando un alumno no realiza esa prueba se priva al centro de Secundaria, al que irá después, de una "información relevante para diseñar la acogida pedagógica más adecuada a sus necesidades".
SUPERVISIÓN DEL ESTADO
En cuanto a la puesta en marcha de distintas evaluaciones por parte de las comunidades autónomas --las cinco del PP han anunciado que las aplicarán conforme a lo establecido por el Gobierno, las ocho del PSOE han anunciado un sistema distinto y otras, como Navarra o Cataluña, uno propio--, desde el ministerio han explicado que el Estado, a través de la Alta Inspección de Educación, supervisará si normativas autonómicas se ajustan a la del Ejecutivo.
Sobre los fondos estatales para el diseño de las nuevas evaluaciones de la LOMCE por parte de las comunidades autónomas, han aclarado que el coste que supone las evaluaciones de 6º de Primaria se compensa con la desaparición de las anteriores pruebas censales de 4º de la ESO. No obstante, recuerdan que, además de este dinero, se prevé una partida presupuestaria de 1,4 millones de euros para ayudar a las autonomías en la planificación en los primeros cursos de estas nuevas pruebas.
Desde el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo valoran que las comunidades gobernadas por el PSOE --Aragón, Asturias, Andalucía, Baleares, Extremadura, Cantabria, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana-- finalmente vayan a hacer una evaluación. Sin embargo, éstas plantean que sean los maestros de los centros educativos los que harán la "evaluación individualizada", que luego supervisará una comisión externa. Además, esto no implica que sean exámenes, sino informes.
Tras conocer la decisión de los gobiernos socialistas, el ministro en funciones dijo que estos deben hacer la prueba como marca el real decreto del 20 de noviembre de 2015 que regula las características generales: con docentes funcionarios del sistema educativo español externos al centro y a todos los alumnos de 6º de Primaria.
El próximo viernes 13 de mayo, Méndez de Vigo ha convocado a los consejeros de Educación de las comunidades autónomas a la Conferencia Sectorial en su departamento, donde figura como uno de los puntos del orden del día la discusión sobre la polémica 'reválida' de Primaria, según han confirmado desde el ministerio.
FECHAS DE LAS EVALUACIONES
La próxima semana, las comunidades gobernadas por el PP van a poner en marcha las evaluaciones con arreglo al decreto del Gobierno del pasado 20 de noviembre. Madrid, Castilla y León y La Rioja harán la evaluación de 6º de Primaria el 11 y el 12 de mayo; Galicia, 11, 12 y 13 de mayo y Murcia del 16 al 19. En Ceuta y Melilla, que pertenecen al ámbito de gestión del ministerio, las pruebas están previstas el 10 y 11 de mayo.
Las comunidades socialistas no han cerrado la fecha para que los profesores hagan los informes de sus alumnos. Sólo la consejera de Educación andaluza, Adelaida de la Calle, indicó este jueves 5 de mayo que en su región se hará esta evaluación "individualizada" la primera quincena de junio.
Por su parte, Navarra va a aplicar su propio sistema, implantado hace años, que consiste en pruebas "diagnósticas" y que, con "toda probabilidad", se harán la segunda quincena de mayo, según han indicado a Europa Press fuentes del departamento de Educación de esta comunidad.
Canarias va a hacer algo similar a Navarra, mientras País Vasco será la única comunidad en la que no se aplique ningún sistema de evaluación. Desde la Consejería vasca de Educación han asegurado que están diseñando sus propias pruebas, pero que no las implantarán este curso por falta de tiempo.