Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es el joven encontrado en Madrid el desaparecido en Palermo en 2011?

Encuentran deambulando por Madrid a un joven que desapareció en Palermo en 2011Policía Nacional

Un joven que desapareció en la ciudad italiana de Palermo en 2011, ha sido localizado en Madrid por la Policía Nacional después de 6 años de intensas búsquedas. De momento, se desconoce dónde ha estado estos años porque sólo se ha podido comunicar por gestos. Fuentes policiales aseguran que la madre estaba en shock y cuando le vio en persona negó que fuera su hijo.

La Policía Nacional localizó ayer en Torrejón de Ardoz (Madrid) al que podría ser Marcello Volpe, un joven que desapareció en la ciudad italiana de Palermo en el año 2011. Cuando le encontraron, deambulaba descalzo, desaliñado y sin articular palabra.

Los oficiales le trasladaron hasta comisaría donde los agentes tuvieron que comunicarse con joven con gestos, pero no pudieron conseguir ningún detalle sobre su identidad. El siguiente paso fue contactar con las asociaciones de desaparecidos. Finalmente, gracias a la coordinación internacional de las unidades policiales pudieron saber de la desaparición de un joven en Palermo en 2011.

Cuando la Policía contactó con la madre del desaparecido, ella le reconoció sin ninguna duda por una cicatriz en la muñeca de su mano derecha. Sin embargo, el programa de Mediaset Crónica Cuatro ha podido contactar con la madre, quien horas después de llegar a Madrid desde Sicilia para abrazar a su hijo aseguraba que "No, no. El chico no es Marcello… Yo le he visto y no es Marcello, no es él, no es él".

El portavoz de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Madrid ha confirmado que la mujer estaba en shock cuando le vio. Al parecer, el joven era autista y no mostró ningún tipo de afección cuando vio a su madre. Además, la barba y el estado en el que se encuentra el joven podrían haberla confundido en el proceso de identificación.

Asimismo, algunos medios han publicado informaciones en las que aseguran que ha reconocido al joven localizado como su hijo por un lunar detrás de su oreja y un remolino en el pelo, que se añadirían a la cicatriz de la muñeca.

Sin embargo, el portavoz de la Policía de Madrid ha confirmado que aún no se ha hecho ningún reconocimiento por parte de la madre y aún habrá que esperar unos días para conocer los resultados de las pruebas de ADN y saber finalmente si se trata de Marcello Volpe.