Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Centro de Enfermedades Raras de Burgos acoge el IX Congreso Nacional Miastenia Gravis

El Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedades Raras y sus Familias (Creer), dependiente del Imserso, acoge del 2 al 6 de marzo el IX Congreso Nacional Miastenia Gravis 'Unidos haciendo Camino'.
La Asociación Miastenia de España (AMES) ha organizado, en colaboración con el Creer, talleres de psicología y fisioterapia impartidos por los profesionales del Centro además de otros talleres realizados por profesionales de la Asociación, han informado a Europa Press fuentes del Centro de Referencia Estatal.
El sábado 5 de marzo se celebrará el IX Congreso Nacional de Miastenia Gravis, donde especialistas en esta patología expondrán sus conocimientos en diferentes charlas.
Así, el doctor Raúl Barahona Hernando, neurólogo del Hospital Universitario Quirón Madrid y Hospital Quirón San Camilo, impartirá su ponencia 'Miastenia Gravis autoinmune: mitos y realidades'; la doctora Mª Carmen Martínez, médico de Atención Primaria Semergen Grupo Neurología, intervendrá con la ponencia 'Trabajando juntos: médico de familia y paciente con Miastenia'; y Manuel Martín, licenciado en Psicología y musicoterapeuta, con su ponencia 'De la estética a la sanidad. Musicoterapia como terapia complementaria'.
La Miastenia Gravis es una enfermedad de origen desconocido, crónica, autoinmune, que se caracteriza por la debilidad y fatiga de los músculos esqueléticos o voluntarios del cuerpo de forma exclusiva.
La debilidad y la fatiga son consecuencia de una disfunción en la unión neuromuscular (estructura encargada de la propagación del estímulo eléctrico desde los nervios a los músculos); dicha disfunción se produce en la mayoría de los casos por la existencia de unos anticuerpos que bloquean la transmisión neuromuscular.