Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfrentamientos en una mezquita de Ceuta entre fieles musulmanes

La Policía Nacional ha desplegado un dispositivo especial en la principal mezquita de Ceuta para sofocar una pelea entre más de cincuenta personas que trataban de impedir que el imán realizara su oficio religioso en el interior del templo.
Según han informado fuentes policiales, el suceso se produjo ayer por la tarde en la mezquita de Sidi Embarek de la ciudad ceutí, donde ya hubo enfrentamientos el 26 de febrero.
Más de veinte agentes de la Policía Nacional, con material antidisturbios, tuvieron que custodiar la puerta más cercana al púlpito desde donde se dirige la plegaria por temor al lanzamiento de objetos y a la entrada de personas que pudieran producir agresiones.
La reyerta se produjo por la rivalidad entre dos sectores de fieles, uno de los cuales apoyaba que el rezo lo pronunciase el imán ceutí Ahmed Liazid y otros, partidarios de que lo hiciese uno procedente de Rincón (Marruecos).
Las diferencias desembocaron en insultos y peleas, por lo que los agentes policiales intervinieron para calmar los ánimos, aunque no se produjeron detenciones.
Los sucesos se iniciaron en la sala de rezos antes del inicio de la "jutba" o sermón cuando Ahmed Liazid -reconocido por la mezquita como el imán de los viernes- se encontraba en el púlpito y miembros de la corriente opuesta se opusieron a que dirigiera la ceremonia.
Los detractores de Ahmed Liazid abandonaron las dependencias de la mezquita y finalmente el dirigente religioso musulmán pudo oficiar la oración.