Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En el Episcopado se ve "poco respetuosa" la denuncia del metrobús

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, ha calificado la alegación presentada por la Asociación Preeminencia del Derecho, que denunció al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid por ofertar el metrobús con descuentos de hasta el 80 por ciento durante la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, de "poco respetuosa" y con elementos "que no se ajustan a la verdad".
Así, ha explicado que, aunque la alegación de la asociación denunciante dice que quienes tomaron la decisión de reducir el precio del metrobús para los jóvenes que participaron en la JMJ son miembros de partidos confesionales, en realidad, son pocos los partidos confesionales que existen en España y los que hay, "no tienen gran relevancia política ni son ninguno de los acusados". En todo caso, ha advertido de que no conoce directamente la alegación y que su opinión está basada en lo que ha leído en la prensa.
"Si el resto de la alegación es igual de seria, supongo que no habrá motivo para que el Tribunal tenga que tomarlo demasiado en cuenta", ha remarcado. En cualquier caso, Camino ha apuntado que son "cuestiones técnicas que habrá que ver".
El Tribunal de Cuentas ha abierto diligencias preliminares contra el Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid a raíz de la denuncia presentada el pasado mes de agosto por la Asociación Preeminencia del Derecho, que denunció a ambas administraciones por ofertar el metrobús con descuentos de hasta el 80 por ciento respecto del precio oficial a favor de los asistentes a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebró en Madrid el pasado mes de agosto y a la que asistió el Papa Benedicto XVI.