Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Equo muestra su apoyo al diputado por Huesca Jorge Luis que será juzgado por las protestas en el embalse de Yesa

Equo apoya al diputado por Huesca Jorge Luis Bail que el próximo 23 de mayo podría ser juzgado junto a otras siete personas por una protesta, "junto a decenas de personas", en una manifestación contra la ampliación del embalse de Yesa (Navarra/Aragón) y contra la expropiación de 60 hectáreas a los vecinos del pueblo aragonés de Artieda en 2012.
Bail es diputado de Equo y miembro del grupo parlamentario de Podemos. Según explica la formación ecologista, el Ministerio Público solicita para él una condena de dos años y medio de prisión y una indemnización de 90 euros. A las otras siete personas se les imputa un delito de atentado contra la autoridad.
"Apoyamos a nuestro compañero y pedimos la absolución tanto de Luis como de las otras siete personas imputadas. Consideramos que las acusaciones presentadas no reflejan la actuación, ni los hechos que ocurrieron ese día. La manifestación fue pacífica y no se mostró en ningún momento actitud bélica hacia la Guardia Civil", subraya la formación.
"En la actualidad diputado del Congreso ha comunicado expresamente al juzgado de Zaragoza que considera competente al Tribunal Penal de Zaragoza para juzgarle, ya que la vista oral se produjo previamente a la concesión del acta de diputado. Asimismo Luis ha manifestado su renuncia al aforamiento, algo que considera injusto", señala Equo.
En este contexto, la formación condena también el proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa, que pretende crear una nueva presa que triplicaría la capacidad actual del mismo embalse.
Según denuncian, se trata de un plan que cuenta con el rechazo de la población tanto de Navarra como de Aragón, así como de diversos colectivos, como la Asociación Río Aragón contra el recrecimiento del embalse de Yesa y la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET), han criticado por ser innecesario e inseguro para la zona.