Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Equo denuncia las "malas condiciones" en el transporte de cachorros desde Europa del Este y pide más controles

Unidos Podemos ha registrado este jueves en el Congreso una iniciativa en la que denuncia las "malas condiciones" en las que se transporta a cachorros de animales, desde Europa del este hasta España, para su comercialización y piden explicaciones al Gobierno sobre los controles existentes en este sentido.
En el texto, firmado por el coportavoz de Equo y diputado Juantxo López de Uralde, se critica que estos animales viajan, en muchas ocasiones, de forma ilegal, sin la documentación adecuada, ni los tratamientos médicos requeridos.
"Es intolerable que en un país que abandona 300.000 animales de compañía al año, se estén importando miles de cachorros que se transportan en muy malas condiciones. Muchos mueren además en el camino. El Gobierno no puede seguir tolerando estas prácticas", ha señalado López de Uralde
La organización vienesa de protección animal 'Four Paws' calcula que cada mes se venden 46.000 perros entre los estados miembros de la UE, y que el valor de estas ventas, que también incluyen a gatos, alcanzaría los 1.300 millones de euros anuales.
FRUSTRACIÓN EN LAS FAMILIAS DE ACOGIDA
Para la coordinadora de la red Equo animales, Paula Jarque, "importar cachorros de las fábricas de cachorros del este, es un negocio que posiblemente esté cometiendo un delito de salud pública que atenta directamente contra la salud y el bienestar animal, ya que la gran mayoría de estos animales viaja con documentación sanitaria falsa".
Del mismo modo, explica que, muchos de estos animales presentarán o desarrollarán problemas de salud y de conducta derivados de las pésimas condiciones en que fueron criados, provocando gran frustración en los hogares donde finalmente viven.
Desde la organización ecologista indican que la mayoría de estos criadores están en Eslovaquia y Hungría donde las condiciones en las que son criados son muy pobres. Así, explican que la higiene suele ser muy deficiente, los perros no se ejercitan ni socializan y no son vacunados o desinfectados. "Consideramos que el Gobierno debe tomar medidas más estrictas para evitar que estos transportes continúen en las actuales condiciones", señala la iniciativa registrada en la Cámara Baja.
Por ello, exigen al Ejecutivo que facilite datos sobre la importación de cachorros desde países de Europa del Este para conocer cuántos animales llegan al año, cuántos sobreviven y cuántos son comercializados. En el documento, recogido por Europa Press, también piden explicaciones sobre los controles que se realizan en la actualidad para garantizar las condiciones de transporte de los animales importados.