Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España y Marruecos evitan la entrada de 150 inmigrantes subsaharianos a Melilla

Las fuerzas de seguridad de España y Marruecos han impedido este domingo la entrada de 150 inmigrantes subsaharianos a Melilla en una avalancha coordinada para intentar sobrepasar la doble valla de seis metros de altura cada una, pero ninguno de los indocumentados ha conseguido entrar en la ciudad española.
Según ha informado a Europa Press una portavoz de la Delegación del Gobierno, "el grupo de 150 inmigrantes subsaharianos estuvo intentado desde medianoche hasta las 4,00 horas aproximarse a la valla por distintas zonas, inicialmente por el barrio Chino".
La citada fuente ha asegurado que estas personas que quisieron acceder a la ciudad española de forma irregular "no lograron llegar al vallado gracias a la cooperación de las fuerzas de seguridad marroquíes, mientras la Guardia Civil desplegó por su parte el sistema anti-intrusión desde un primer momento".
La última intentona ocurrió el martes 10 de mayo y, al igual que ha ocurrido este domingo, las fuerzas de seguridad de España y Marruecos también evitaron la entrada irregular en Melilla de una veintena de inmigrantes de origen subsahariano.
El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) está ocupado en la actualidad por algo más de 500 personas, su capacidad óptima, después de las salidas que han tenido lugar, ya sea en forma de repatriaciones a sus países de origen o hacia la Península para aquellos que cumplían los requisitos para ello, de forma mayoritaria refugiados de origen sirio.