Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España considera que el informe del IPCC marca la senda para lograr un acuerdo multilateral en 2015

La directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro, ha elogiado el informe de la ONU sobre cambio climático, presentado este viernes en Estocolmo, porque marca la senda por la que deben caminar los países para alcanzar un acuerdo multilateral contra el cambio climático en París en 2015 y que el camino son las energías limpias.
Así, ha señalado en declaraciones a Europa Press que el informe del Grupo I del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) es "concreto y sencillo de entender" y "ratifica" lo que los responsables políticos deben hacer para luchar contra el cambio climático. "Tenemos que ir por ahí, según dice el informe. Hay que cambiar el modelo energético por otro de energías limpias", ha señalado.
En declaraciones a Europa Press, ha manifestado que "el camino son las energías renovables", algo que va en línea de lo que dicta el Paquete de Energía y Cambio Climático de la UE y ha asegurado que, a pesar de que España está aún en un momento económicamente "complicado", va a cumplir el compromiso con la UE porque "aún quedan siete años y hay que trabajar en ese horizonte".
Además, ha defendido la reducción de emisiones pero no comprando derechos de emisión sino con proyectos concretos de renovación de flotas de vehículos, proyectos de eficiencia energética o con proyectos Clima.
De hecho, ha anunciado que para este objetivo la Oficina Española de Cambio Climático dispondrá de una partida de 14 millones de euros, cuatro más que en 2013 y 10 más que en 2012. Con los proyectos clima de 2012, que tuvieron una partida de 4 millones de euros, un total de 37 empresas se sumaron a la iniciativa y se logró evitar 800.000 toneladas de CO2.
En este sentido, Magro advierte de que hay que olvidarse de los regionalismos y los nacionalismos para unirse todos los países y apostar por otro tipo de economía y desarrollo. "En España lo estamos viendo. La crisis nos ha abierto los ojos. Hay gran cantidad de empresas que están apostando por economía verde y les está yendo bien", ha comentado.
Por ello, espera que el nuevo informe sirva para lograr allanar el camino de cara a lograr en 2015 en París un acuerdo multilateral y vinculante que sea "definitivo" y que afecte a todos los emisores de CO2 en función de sus capacidades. Finalmente, ha explicado que los estados miembro de la UE están buscando alianzas diplomáticas de cara a la próxima cumbre de Varsovia que se celebrará a finales de 2013.