Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España, el país donde más ha crecido el consumo de antibióticos en la UE

España es el país donde más ha crecido el consumo de antibióticos en el conjunto de la Unión Europea desde el 2013, un 9%, frente a la caída media del 6% en el consumo, según los datos de un Eurobarómetro publicado este jueves.
El 47% de los españoles ha consumido antibióticos en el último año, porcentaje que refleja el segundo mayor nivel de consumo en el conjunto de la UE, solo por detrás de los malteses (48%, igual que en 2013) y muy por encima del consumo medio europeo (34%).
El consumo de antibióticos ha caído en la mayor parte de los países, con la excepción de España, Italia (donde subió un 7% hasta el 43%), así como en Hungría (un 5% hasta el 34%), Croacia (un 4% hasta el 36%), un dos por ciento en Grecia, Bulgaria y Polonia (hasta el 38%, 39% y 28% respectivamente) y un uno por ciento en Irlanda, hasta el 44%.
Suecos y holandeses son los que menos consumen antibióticos en la UE (18 y 20% respectivamente), mientras que la mayor caída en el consumo se ha registrado en Rumanía, donde ha caído nueve puntos porcentuales desde el 2013, hasta el 38%, así como un ocho por ciento en Países Bajos (hasta el 20%), Dinamarca (hasta el 23%) y Letonia (hasta el 31%).
Los resultados de la encuesta reflejan que el 57% de los europeos no sabe que los antibióticos son ineficaces contra los virus y el 44% que no sirven para combatir el resfriado o la gripe, mientras que el 84% sí sabe que se vuelven ineficaces si se consumen sin necesitarlo y el 82% sabe que debe acabar el tratamiento prescrito para que tengan efecto.
En el conjunto de la UE, 25.000 personas mueren cada año debido a infecciones provocadas por bacterias resistentes a antibióticos y éstas generan un coste de al menos 1.500 millones de euros anuales en pérdidas productivas laborales y costes sanitarios, según datos del 2007 del Ejecutivo comunitario.
El comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha avisado de que el resultado del Eurobarómetro muestra que "hay un problema de concienciación" y ha recordado que el hecho de que el 57% de los ciudadanos no sabe que los antibióticos son ineficaces contra los virus "tiene consecuencias en el uso de los antibióticos".
"Necesitamos una acción urgentemente", ha avisado, al tiempo que ha confiado en que los planes de acción para atajar las bacterias resistentes a antibióticos que los Gobiernos de los Veintiocho deben tener en marcha el año que viene "ayudarán a atajar esta cuestión".