Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En España: cruces sí, velos no

Según este estudio, la religión continúa siendo un eje diferenciador en Europa, por lo que los valores religiosos continúan constituyendo marcos de referencia clave con incidencia en las  actitudes.telecinco.es
En un estudio de la Fundación BBVA sobre identidad, visión y valores de los europeos, 'European Mindset', realizado en doce países de la UE más Suiza y Turquía, señala que en los países de la Unión el rechazo a la exhibición de velos asciende al 52,6 %, frente a la aceptación de un 54,4 % de la exhibición de cruces en centros educativos. 
Según este estudio, la religión continúa siendo un eje diferenciador en Europa, por lo que los valores religiosos continúan constituyendo marcos de referencia clave con incidencia en las actitudes hacia diferentes dominios, como los principios éticos o la estructura familiar. En este contexto, se concluye que la exhibición (en centros educativos) de signos religiosos como los velos o la kipá es rechazada por la mayoría de los europeos, la exhibición de cruces no genera demasiada controversia.
El director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, ha afirmado durante la presentación del estudio que "hay signos religiosos externos que ya forman parte de la cultura de diferentes sociedades (...), se aceptan mayoritariamente los signos de religión cristiana".
Por otro lado, la mayoría europea (un 68 %) declara que pertenece a alguna religión y, más allá de la pertenencia, el nivel de vinculación con la religión es muy variable (la media se sitúa en los cinco puntos de un total de diez). España se sitúa en una posición intermedia con un nivel de religiosidad (práctica de la religión) medio bajo, no así de pertenencia religiosa, que permanece siendo elevado (en España casi un 72 %, siete de cada diez españoles, se declara perteneciente a alguna religión).
Polémica por la adopción
Otras prácticas que también suscitan división de opiniones en España son las madres de alquiler (4,5) frente a la opinión media de los países de la UE (4,6); el matrimonio entre personas del mismo sexo, que en España se sitúa en un 5,7 aunque en la UE desciende al 4,2: la adopción de un niño por parte de parejas homosexuales, en España un 5,3 y en la UE un 3,9; o que una pareja homosexual recurra a donantes de semen u óvulos, en España un 5 y en la UE un 3,6. El estudio ha sido realizado entre 21.000 ciudadanos (1.500 casos en cada uno de los 14 países) mediante encuestas cara a cara, con un error muestral de más menos 2,6 %. CGS