Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España se derretirá este verano

Según afirmó en rueda de prensa el jefe del área de la Aemet, Fermín Elizaga, este verano se espera que sea "marcadamente cálido", tanto para la Península como para los dos archipiélagos con una diferencia sobre los valores considerados normales de entre 1 y 2ºC. 
Para el portavoz de la Aemet, Ángel Rivera, se trata de una anomalía "importante". Ha recordado el caluroso y "famoso verano de 2003", cuando se sucedieron varias olas de calor y la anomalía fue de 3ºC. Las probabilidades de que así sea son superiores al 70%. Para Elizaga es "imposible de predecir" si se producirán "más olas de calor de las habituales".
Rivera, ha señalado que, pese a las predicciones "podrá haber también días de refrescamiento y tormentas". Se espera que las precipitaciones sean ligeramente inferiores a lo normal entre los meses de julio y septiembre, especialmente en zonas del interior.
Balance de primavera
Aunque a nivel mundial ha sido el trimestre más cálido del siglo XX, en España la primavera ha sido sólo "algo más cálida" sobre los valores medios del periodo 1971-2000 (0,6ºC más) y se ha situado como la segunda más fresca de lo que va de siglo XXI, sólo más cálida que la primavera de 2004.
Del trimestre marzo-mayo, Elizaga y Rivera han destacado las "grandes oscilaciones" que han registrado las temperaturas.
Las temperaturas más elevadas se han registrado el 31 de mayo, con 35ºC en puntos del oeste de Andalucía, sur de Extremadura, Murcia, Valencia y extremo sur de Cataluña. El valor máximo absoluto corresponde a Murcia, que ha llegado a los 38,4ºC ese mismo día.

Después de un invierno extremadamente húmedo, las precipitaciones de la primavera se han situado en general en torno a los valores normales de la estación (175 milímetros).
Especialmente seca ha sido, sin embargo, para Cantabria y País Vasco, donde no se ha alcanzado el 50% de sus valores medios. Aunque tras lo caído estos últimos días en la zona norte de la Península parece mentira. En Asturias han tendido que pedir la intervención del Ejército para rescatar a vecinos atrapados por las lluvias y poner un poco de roden en medio de los destrozos causados por el agua.
En Asturias, como en el País vasco se han desbordado ríos. En Bilbao han caído este jueves 113 litros por metro cuadrado. Cantabria tampoco se ha librado y ha recogido 75 litros.
Finalmente, hasta el 15 de junio, este año hidrológico (desde el 1 de octubre) ha contabilizado 701 milímetros de agua, un 29% más de lo normal. EBP