Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España, después del cambio climático

Esto es San Sebastián con su playa y su paseo, pero el cambio climático podría convertirlo en esto: una ciudad sin playa ni paseo. El montaje fotográfico de Greenpeace roza lo apocalíptico, pero no está tan lejos de lo que hemos visto este invierno en zonas del País Vasco. El mar quiere su sitio y otra ciudad como Marbella podría sufrir las consecuencias. También Benidorm. Las previsiones hablan de que el mar ganará 500 metros a la costa, un futuro que para Pilar Marcos, responsable de Greenpeace, podría ser “catastrófico”. Las intensas olas de calor traerán largas épocas de sequía. Vean como quedarían estos viñedos de una zona del nordeste de la península. Un cambio climático que tiene su origen en el Ártico, donde día a día, gota a gota, la Tierra se derrite.