Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En España hay 2,3 millones de personas que sufren dolor neuropático

En España hay 2,3 millones de personas que sufren dolor neuropático, de las cuales un 60 por ciento son mujeres, según han informado la Asociación Madrileña de Personas con Artritis Reumatoide (AMAPAR), la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), la Asociación de Diabéticos de Madrid y la Federación Española de Cáncer de Mama (FECM), que han lanzado la campaña 'Controla tu dolor'.
Una mujer de mediana edad y trabajadora es el perfil de este tipo de dolor que causa más de dos millones de bajas laborales anuales. El problema principal es la detección: la mayoría desconoce qué tipo de dolor tiene y pueden pasar 19 meses hasta que reciben un diagnóstico.
La campaña 'Controla tu dolor' ha arrancado en Madrid y recorrerá varias ciudades españolas para colaborar en la identificación y control de este tipo de dolor crónico.
"Pretendemos que la población aprenda a reconocer los síntomas y pueda acudir al médico para detectarlo de forma mucho más precoz. Hay que concienciar a las personas de que el dolor se puede controlar y no se debe aceptar ni vivir con él", ha informado Antonio Torralba, presidente de la AMAPAR.
"He pasado por períodos de mi vida en las que el dolor me limita en las actividades más cotidianas como levantarme, asearme o salir de casa. Tienes que planificar tu vida desde el momento que te despiertas, y a partir de ahí comenzar a andar", ha añadido.
CONSECUENCIA DE OTRAS ENFERMEDADES
Los pacientes con estos dolores sufren, a su vez, otras patologías diferentes, como las enfermedades reumáticas, la diabetes o el cáncer. "Pero cursan con un factor común: un dolor crónico que limita seriamente su calidad de vida y que en su día a día se constituye como una enfermedad en sí misma", ha explicado la doctora Ana Esther López, coordinadora de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.
"Las causas de este dolor son muy variadas. Actualmente disponemos de tratamientos farmacológicos e intervencionistas que alivian el dolor y mejoran la calidad de vida de estos pacientes, por lo que es muy importante que nos concienciemos que el dolor neuropático puede ser tratado adecuadamente", ha añadido.
LA "TRIADA DEL DOLOR NEUROPÁTICO"
Estos dolores impactan sobre todos los aspectos de la vida de una persona. "Las consecuencias del dolor van a ser distintas en cada persona. La experiencia casi continua de dolor provoca en la mayor parte de los pacientes ansiedad e irritabilidad y esto le traerá como consecuencia algún tipo de incapacidad o limitación en el plano laboral y social, así como profundas alteraciones del sueño", ha asegurado Hernán Cancio, psicólogo y director del Instituto de Psicología Antae.
Estas consecuencias se resumen en lo que llaman los expertos la "triada del dolor neuropático: dolor, trastornos emocionales y alteraciones del sueño", según el psicólogo. Los últimos datos muestran que, aproximadamente, un 20 por ciento de los pacientes con dolor neuropático padece depresión y un 18 por ciento algún tipo de trastorno de ansiedad", ha concluido.