Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España, entre los cinco países de la UE con más hijos dentro del matrimonio en la UE

El 83,9 por ciento de los menores de 18 años en España vive con padres casados, según los datos de 2008 publicados hoy por la agencia europea de estadística, Eurostat, lo que coloca a España por encima de la media europea y en quinto lugar del ranking de los Veintisiete.
Además, los padres del 7,8 por ciento de los menores españoles viven juntos pero no están casados, mientras que el 7,1 por ciento de los pequeños vive con uno solo de sus progenitores y el 1,2 por ciento con ninguno de ellos.
La proporción a nivel comunitario es de un 73,8 por ciento de menores cuyos padres viven en matrimonio, un 11,5 por ciento son hijos de una pareja no casada y el 13 por ciento vive con uno de los padres. El 1,2 por ciento de los europeos, al igual que el dato español, no vive con ninguno de sus progenitores.
Así, España es el quinto país en porcentaje de niños dentro del matrimonio, por detrás de Grecia (91,8%), Chipre (89%), Eslovaquia (84,9%) y Rumanía (84,1%).
Por el contrario, los países en donde hay más hijos nacidos de parejas no casadas son Suecia (27%), Estonia (23%) y Francia (21%), mientras que Letonia e Irlanda (con 23% cada uno) y Estonia y Reino Unido (21%) son los países con un mayor número de menores que viven en una familia monoparental.
Por otra parte, Eurostat ha publicado otra estadística que revela que el 21,4 por ciento de las mujeres mayores de 65 años y el 20,4 por ciento de los hombres de esa edad viven en casa de otras personas, y no sólo con su pareja o en soledad. El índice en ambos casos es muy superior a la media en España, en donde el 43,5 por ciento de las mujeres de más de 65 años y el 41,2 por ciento de los hombres viven con otras personas.