Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España supera los 100 primeros trasplantes renales cruzados, y prevé sobrepasar los 110 antes de final de año

Se ha multiplicado por 5 en los últimos cuatro años y representa ya el 11% de todos los trasplantes renales de donante vivo
España ha realizado 101 trasplantes renales cruzados, 35 de ellos durante este año, además se ha multiplicado por 5 en los últimos cuatro años y representa ya el 11 por ciento de todos los trasplantes renales de donante vivo, según ha señalado el director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz, quien cree que antes de que acabe el año se podrían realizar "entre 10 o 12 trasplantes más".
"Es una noticia muy positiva, el 80 por ciento de los trasplantes se han hecho entre este año y el pasado, lo que significa que hemos experimentado un 'boom' y muestra que adquiere velocidad de crucero y se generaliza en nuestro país", ha afirmado en una entrevista a Europa Press, donde ha destacado la aceptación en la sociedad española de este tipo de donación.
"Lo más importantes es que hemos sacado de diálisis a cien personas, y ha servido para dar el mejor tratamiento que se le puede dar a un paciente con insuficiencia renal; y que indirectamente ha contribuido a aumentar la donación de donante vivo entre las personas, tanto entre familiares como sanitarios", ha añadido.
El primer trasplante renal cruzado se efectuó en España en julio de 2009, y hasta la fecha del total de pacientes trasplantados, 54 son mujeres y 47 hombres; mientras, el último trasplante renal cruzado se realizó a finales de septiembre en un intercambio entre 3 parejas intervenidas en Málaga y Zaragoza; días antes se había efectuado una cadena de trasplantes con donante 'samaritano' en un complicado proceso en el que intervinieron equipos, donantes y receptores de Murcia, Andalucía y Cataluña.
Desde su puesta en marcha se han apuntado 340 parejas donante-receptor, y existe una media de entre 110 y 120 parejas en todo momento, lo que le lleva a señalar que "es posible que al final de año hagamos entre 10 y 12 trasplantes más". En este sentido, el director de la ONT destaca la importancia de este registro, ya que "cuantas más parejas metes hay más posibilidades de cruzarlos entre sí, lo que muestra que el sistema funciona", ha explicado.
Además, observa un aumento del número de donantes 'samaritanos' efectivos. Hasta la fecha, "se han presentado hasta 217 ciudadanos para donar el riñón", sin embargo debido a que las condiciones son muy estrictas, al final se han concretado 6 donaciones, que han permitido iniciar 5 cadenas de trasplantes renales cruzados, con un total de 17 pacientes trasplantados.
"Es un fenómeno extraordinario de solidaridad y más en tiempos extraordinarios como estos", además ha explicado que en estos momentos existen donantes que están esperando que se materialice el trasplante. "Que una persona decida en un momento determinado donar un riñón a alguien que no va a conocer y que sea el que más se va a beneficiar, me hace pensar que pocas muestras más de generosidad hay superiores a esa", ha afirmado.
El ranking por hospitales en lo que se refiere al número de trasplantes renales cruzados realizados, lo lideran por este orden, la Fundación Puigvert de Barcelona (17), Hospital Clínic i Provincial de Barcelona (15), Hospital Carlos Haya de Málaga (11), Hospital de Cruces de Bilbao (9) y Hospital Puerta del Mar de Cádiz (9).
En total, ha destacado Matesanz, son 23 los hospitales que participan en el programa de trasplante renal cruzado de once comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco). Y, adelanta, probablemente se incorpore Castilla y León; "un dato tremendamente positivo que viene a potenciar la colaboración entre comunidades que es una de las bases, la palabra coordinar tiene en programas como este su mejor acepción", afirma
Por otra parte, el pasado año se hicieron 382 trasplantes renales de vivo, lo que supuso el 15% del total, de acuerdo con los objetivos previstos por la ONT.
LA LOGÍSTICA DEL PROGRAMA
Un aspecto fundamental del programa es el Registro Nacional de parejas donante-receptor y una aplicación informática que permite agilizar las posibilidades de intercambio entre las parejas del registro. Hay que destacar que los pacientes inscritos en este programa siguen estando en la lista de espera de donante fallecidos.
Desde 2009, un total de 340 pacientes y sus respectivos donantes han sido inscritos en algún momento en este registro. Y de ellos, a fecha 1 de octubre estaban activas 114, lo que supone que en la actualidad se están valorando posibles combinaciones entre las distintas parejas. Este último cruce permitirá incrementar el número de trasplantes a final de año.
El trasplante renal cruzado se basa en el intercambio de donantes de riñón de vivo entre 2 o más parejas. Su objetivo es ofrecer a pacientes con insuficiencia renal crónica la posibilidad de recibir un injerto de donante vivo, pese a que su pareja o familiar sean incompatibles.
"Se trata de una modalidad terapéutica muy desarrollada en países con una elevada actividad de trasplante renal de donante vivo. Este es el caso de Corea del Sur, Holanda, Reino Unido, Australia, Canadá o Estados Unidos, que llevan realizando este tipo de trasplantes desde hace más de una década con excelentes resultados", explica.
La principal complicación de este tipo de trasplantes es el proceso logístico, que "requiere una total colaboración entre la oficina central de la ONT, los coordinadores autonómicos de trasplantes, los hospitales y los equipos médicos que participan de este operativo".