Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara pide "atajar desde la raíz" la pobreza energética

El Parlamento Europeo ha defendido este jueves, 26 de mayo, la necesidad de "atajar desde la raíz" la pobreza energética y hacer uso de fondos comunitarios para mejorar la eficiencia y hacer que el impulso a la autogeneración vaya en favor de los más desfavorecidos.
"Unas tarifas sociales bien diseñadas son clave para los ciudadanos con menos ingresos", apunta el texto de la resolución no legislativa aprobada por el Parlamento Europeo.
Durante el debate, el vicepresidente de la Comisión Europea para la Unión Energética, Maros Sefcovic, afirmó que presentará propuestas legislativas en septiembre sobre eficiencia energética y diseño de mercado, seguidas por iniciativas sobre energías renovables, un informe sobre precios y otras en 2018 para crear un observatorio de la pobreza energética.
Además, los eurodiputados han reclamado que lo consumidores tengan más poder en el mercado energético. Para incentivar este papel más activo, proponen introducir nuevos modelos de negocio, como compras colectivas e instrumentos financieros innovadores para fomentar la autogeneración y el autoconsumo, reducir barreras administrativas para la autogestión o mejorar las condiciones para que inquilinos en edificios de apartamentos puedan hacer mayor uso de la misma.
Por otro lado, la Eurocámara también ha planteado varias opciones para hacer más transparentes los precios de la energía, como elaborar facturas más frecuentes y contratos más sencillos, abrir medios para acceder a los datos de consumo y otros costes relacionados y permitir a los consumidores comparar ofertas, incluso si no tienen acceso a Internet o carecen de cualificación.
Estas herramientas de comparación, apuntan los europarlamentarios, deben ser independientes, actualizadas y fáciles de entender, y proponen incluir en la factura la tarifa más ventajosa para el consumidor, en base a su historial de consumo.
En la misma línea, el Parlamento Europeo ha instado a desarrollar mecanismos de precios más dinámicos, que reflejen los periodos de alto y bajo consumo, así como redes inteligentes y dispositivos que adapten el consumo automáticamente a los cambios de precios.