Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ex paramilitares en EE.UU. insisten en la salida de sus familias de Colombia

La senadora colombiana, Piedad Córdoba, que viajó a EE.UU. para reunirse con los ex paramilitares extraditados, recibió la solicitud durante una segunda ronda de diálogo con algunos de ellos. EFE/Archivotelecinco.es
Los más importantes ex jefes paramilitares de Colombia extraditados a Estados Unidos insistieron ante la congresista Piedad Córdoba en la necesidad de que sus familiares sean sacados del país andino, dijeron hoy portavoces de la parlamentaria opositora en Bogotá.
La oficina de prensa de la senadora informó que los antiguos ultraderechistas le advirtieron a ella de que, por seguridad de sus familias, no podrán entregar más informes sobre la actividad y relaciones de las disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).
La legisladora, que viajó a Estados Unidos para reunirse con los ex paramilitares extraditados, recibió la solicitud durante una segunda ronda de diálogo con algunos de ellos en los presidios en los que se encuentran recluidos desde hace un año.
Durante su estancia de más de una semana en ese país, Córdoba se ha reunido con Salvatore Mancuso, antiguo jefe máximo de las AUC, lo mismo que con Diego Fernando Murillo, Rodrigo Tovar, Carlos Mario Jiménez y Juan Carlos Sierra, entre otros.
Los cinco conforman un grupo de catorce ex mandos de las AUC que fueron extraditados hace trece meses a Estados Unidos, donde se les procesó por narcotráfico, lavado de activos y financiación al terrorismo.
En los primeros diálogos, los ex ultraderechistas pidieron a la legisladora que intercediera ante la embajada estadounidense en Colombia para que los familiares de ellos recibieran visados que les permitieran trasladarse a Estados Unidos.
La solicitud fue rechazada de inmediato por el embajador William Brownfield.
Una fuente del equipo parlamentario de Córdoba dijo a Efe que los ex paramilitares le insistieron a ella en las preocupaciones que tienen por la seguridad de sus familias, que afrontan un aumento en las amenazas en Colombia por efecto de los testimonios y declaraciones que ellos han ofrecido a las autoridades judiciales.
Ante ello, le solicitaron a la legisladora ayuda para que sus familiares reciban refugio en otro país, agregó la portavoz, que observó que este traslado al exterior aparece como condición para que los antiguos mandos de las AUC hagan nuevas revelaciones.
Córdoba ha recibido de ellos "datos no conocidos de las relaciones y del accionar paramilitar en distintas regiones del país, que solo están dispuestos a sacar a la luz pública cuando tengan plena confianza de que sus familiares se encuentran seguros fuera del país", precisó la misma fuente.
La congresista regresará a Bogotá este fin de semana y elaborará un informe sobre sus gestiones con los ex paramilitares que llevará al Congreso en la legislatura que comenzará el 20 de julio próximo.