Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Excéntrica carrera con la esposa a cuestas

Jesse Wall y Christina Arsenault se procalamaban vendedores de la 15º edición de la “Carrera de esposas” celebrada en Main (EEUU). A lo largo de 254 metros, un total de 50 parejas competían por ser los primeros en cruzar la línea de meta. Una excéntrica competición en la que la mujer debe ir aferrada a la espalda su marido. La carrera, originaria de Finlandia, evoca al legendario bandido finlandés, Rosvo-Ronkainen, quien hacía cargar con pesados sacos a la espalda a aquellos que querían unirse a su banda. La pareja ganadora participaba en esta competición desde el 2010, hasta que finalmente este año se han hecho con el primer título de Amércia del Norte. El matrimonio se lleva a casa el peso de Arsenault en cerveza y sidra, además de cinco veces su peso en efectivo; un total de 483 dólares