Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos aseguran que un correcto diagnóstico del asma grave en AP "mejora" el control de la patología

Expertos reunidos en la jornada 'Asma de Control Difícil', organizada por la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (CAMFiC) y Novartis, han asegurado que un correcto diagnóstico del asma grave en AP "mejora" el control de la patología.
"El abordaje diagnóstico y terapéutico de los pacientes con asma de difícil control es diverso y a menudo poco conocido por los médicos de Atención Primaria", ha comentado la neumóloga del servicio de Neumología del Consorci Sanitari Integral, Concepción Cañete Ramos.
Por ello, el programa ha constado de diversas temáticas basadas en la definición y clasificación del asma, la importancia de un diagnóstico y abordaje terapéutico correcto, así como la actualización de conocimientos sobre el asma de difícil control.
Y es que, en España, el asma afecta a cerca de un 11 por ciento de los niños entre 6 y 7 años, a un 9 por ciento de los adolescentes entre 13 y 14 años y a alrededor del 5 por ciento de la población adulta. "El asma grave no controlada afecta aproximadamente a un 5 por ciento de los asmáticos, especialmente en la edad adulta", ha detallado Cañete.
"IMPORTANTES" LIMITACIONES EN LAS ACTIVIDADES COTIDIANAS
En este sentido, la doctora ha informado de que el paciente con asma grave y mal controlada presenta generalmente una importante limitación en las actividades de su vida cotidiana, así como "frecuentes" agudizaciones que le impide desarrollarlas con normalidad.
"El asma grave mal controlada conlleva riesgo de exacerbaciones o crisis graves, pérdida de función pulmonar y por consiguiente la incapacidad de realizar ciertas actividades del día a día", ha detallado, para avisar de que el control del asma grave supone un reto para los especialistas por el alto impacto de esta enfermedad en la calidad de vida de los pacientes.
Por ello, el especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, Xavier Flor, ha comentado que para conseguir un "mejor control" del asma grave y, en concreto, del asma grave de control difícil, los médicos de AP deben tener claro los criterios de derivación, realizando un buen diagnóstico diferencial del falso asma, revisando siempre la técnica inhalatoria y la adherencia del paciente al tratamiento. "Con todo esto, el 45 por ciento de las sospechas de asma de control difícil dejarían de serlo", ha apostillado.
Finalmente, el vicepresidente de la CAMFIC, Jordi Daniel, ha insistido en la importancia del papel de Atención Primaria pues, a su entender, la medicina familiar tiene el reto de proporcionar el "mejor" acompañamiento posible a los pacientes afectados por asma, "mejorando" así la calidad de vida del propio paciente. "Debemos hacerlo bien para que la población no pierda su calidad de vida como consecuencia de una patología que se puede seguir y tratar", ha zanjado.