Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos desarrollan un implante biodegradable para el tratamiento del glaucoma que sustituye al uso de gotas

Un grupo de investigadores ha desarrollado un implante biodegradable para el tratamiento del glaucoma cuya eficacia está siendo testada en un ensayo clínico en fase III promovido por Allergan en el que también participa el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO).
A través de una inyección intracameral, el implante se coloca en el ángulo que forman la córnea y la esclera con el iris y, desde el interior del ojo, va segregando pequeñas dosis de medicamento a lo largo de unos seis meses.
Los resultados de las dos primeras fases han demostrado una reducción de la presión ocular en un 71 por ciento de los casos a los seis meses de la inyección, y en un 92 por ciento a los cuatro meses. Para la investigadora del estudio y miembro del IMO, Elena Arrondo, es "la primera vez que un dispositivo de liberación sostenida para esta patología llega a probarse en la fase previa a la comercialización".
ALTERNATIVA A LAS GOTAS
El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo y, aunque no tiene cura, se puede controlar y tratar para evitar su progresión. 'Bimatoprost SR' permite reducir la presión ocular sin necesidad de utilizar diariamente gotas para los ojos.
Este implante intraocular evita la toxicidad provocada por los colirios que pueden generar intolerancia traducida en inflamación y molestias como el ojo rojo, lagrimeo y sensación de cuerpo extraño. De hecho, un 40 por ciento de los pacientes tienen baja adhesión a este tratamiento debido a los síntomas y a las dificultades que presenta para ser constante y no olvidarse de ninguna dosis.
"Es un problema endémico en patologías crónicas y de avance silencioso como el glaucoma, que no solo repercute en una peor respuesta a la terapia sino también en un incremento de los
costes sanitarios", han destacado los expertos.
Todos ellos coinciden en "encontrar nuevas soluciones
a las necesidades y a los retos que deben afrontar las personas con la enfermedad", y la dosificación mediante dispositivos de liberación sostenida permite superar las barreras del glaucoma.