Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos apuestan por introducir dispositivos eficaces que automaticen la administración de fármacos oncológicos

Expertos reunidos en la II edición del Encuentro del Sector de Tecnología Sanitaria con los Pacientes, titulada 'Innovación tecnológica en Oncología' y organizada por la Fundación Tecnología y Salud con motivo de la conmemoración, este jueves, del Día Mundial contra el Cáncer, han apostado por introducir dispositivos eficaces que automaticen la administración de fármacos oncológicos.
Y es que, tal y como han recordado, la administración de los medicamentos tiene "poco margen de error", dado que si se comete un fallo en el cálculo de la dosis, en la vía de administración o incluso en el medicamento, las consecuencias para el paciente pueden ser graves.
Asimismo, la secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud, Margarita Alfonsel, ha comentado que la obsolescencia tecnológica en España alcanza uno de cada cuatro equipos instalados. "Es una realidad que el mapa de obsolescencia de los equipos tecnológicos de los centros hospitalarios está alejado de las directrices europeas, por lo que es necesario tomar medidas para la renovación o actualización de los equipos que asegure su correcto funcionamiento, garantizando la seguridad del paciente oncológico en el diagnóstico y tratamiento", ha apostillado.
Además, durante la jornada, las sociedades científicas han subrayado la necesidad de definir las medidas de seguridad que los profesionales sanitarios deben tener en cuenta en el manejo de los productos sanitarios implicados en la preparación de los fármacos oncológicos. Para ello, los profesionales han defendido el uso de sistemas cerrados que consiguen minimizar el riesgo en la administración de este tipo de medicamentos.
En este sentido, han destacado la importancia del uso de sistemas robotizados/automatizados en los servicios de Farmacia Hospitalaria como medida para evitar posibles errores y lograr un mayor aprovechamiento de los fármacos suponiendo importantes ahorros en farmacia; así como de contar con un listado de medicamentos biopeligrosos, dado que en la práctica hospitalaria diaria, la continua exposición a los fármacos oncológicos puede provocar efectos no deseados, tanto en el profesional sanitario como en el paciente y sus familiares.
SENTAR LAS BASES PARA MEJORAR LA ASISTENCIA SANITARIA
Por otra parte, los expertos han abogado por sentar las bases para mejorar la asistencia sanitaria del paciente oncológico, ya que este conjunto de enfermedades requiere un diagnóstico correcto de la enfermedad, información precisa de la terapia y apoyo psicológico que favorezca su calidad de vida y la de sus familiares.
"Los pacientes necesitan que los centros dispongan de un protocolo de asistencia que les oriente desde el momento en que comienzan con la terapia oncológica. Es necesario que se les aporte información sobre los procedimientos y pruebas médicas a las que se les va a someter y sobre los fármacos que se les van a administrar, con lo que se verá favorecida la adherencia al tratamiento y se evitarán posibles efectos adversos que tienen algunos medicamentos sobre los profesionales sanitarios y las personas de su entorno", ha enfatizado el presidente de la Fundación Tecnología y Salud, José Luis Gómez.
Respecto al seguimiento del tratamiento, los expertos han recomendado introducir las nuevas tecnologías de comunicación como apoyo al cumplimiento de los tratamientos y como herramienta útil para garantizar la seguridad del paciente. En este sentido, el uso de aplicaciones móviles serviría de ayuda para recordar la toma de la medicación y mejorar la adherencia a la terapia de los pacientes en el domicilio.
Así, tal y como han aseverado, el empleo de estos dispositivos reduciría desplazamientos innecesarios a los centros médicos, mejorando su calidad de vida. Además, la introducción de las nuevas tecnologías en la práctica clínica asistencial también ofrece grandes ventajas a la hora de buscar información de forma rápida, almacenar datos e intercambiar opiniones entre los diferentes profesionales implicados en los procesos oncológicos.