Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos recuerdan que la inflamación de las articulaciones en la artritis psoriásica perjudica la vida de los pacientes

Expertos reunidos en un simposio, organizado por Celgene en el marco del Congreso de la Sociedad Española de Reumatología (SER), han recordado que la inflamación de las articulaciones en la artritis psoriásica perjudica la calidad de vida de los pacientes ya que les impide realizar sus actividades cotidianas.
"La artritis psoriásica es una enfermedad compleja porque afecta tanto a las articulaciones como a la piel. Aquellos pacientes que tienen una afectación muy extensa en la piel o en zonas expuestas, pueden ver muy perjudicadas sus relaciones sociales, familiares, de trabajo mientras que si predomina la afectación de las articulaciones, pueden verse muy limitados a la hora de realizar cualquier actividad cotidiana", ha comentado el médico adjunto del servicio de Reumatología de Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Carlos González.
En este sentido, prosigue, las nuevas opciones de tratamiento para la artritis psoriásica dan una nueva visión del tratamiento de la enfermedad. "Tenemos una nueva opción en el tratamiento de la artritis psoriásica, apremilast, que puede ser muy útil, ya que tiene un mecanismo de acción diferente al de las terapias que existían hasta ahora", ha recalcado, para recordar que apremilast es un medicamento oral que actúa inhibiendo la fosfodiesterasa 4 (PDE4), una enzima que predomina en las células que intervienen en el proceso inflamatorio de la psoriasis y la artritis psoriásica.
Por su parte, el médico del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Canarias, Federico Díaz González, ha aseverado afirma que, según su experiencia clínica actualmente, apremilast es un fármaco "seguro, con muy pocos efectos secundarios, que se tolera bien", y cuya efectividad no tiende a perderse con el paso del tiempo, sino que es mantenida.
"Los pacientes en los que no funcionaban las terapias convencionales, o incluso que tienen contraindicación en el uso de terapias biológicas, ahora tienen una alternativa que además es por vía oral. Es muy fácil de usar, no hace falta ir al hospital a ponerse la medicación, ni la manipulación de jeringas subcutáneas", ha dicho González.