Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos editan un manual de alimentación para enfermos neurológicos

Expertos en Nutrición y Neurología del Hospital Infanta Elena han editado un manual destinado a profesionales sanitarios, "uno de los primeros específicos de estas características en España", que aborda el proceso de alimentación en aquellos pacientes que presentan una enfermedad neurológica grave y en el que se recogen, desde los consejos iniciales sobre los alimentos más adecuados en las primeras fases de la patología, hasta la atención específica que pueden llegar a requerir, una vez que se presentan las complicaciones en un estado más avanzado de la enfermedad.
El manual, que ha sido escrito por el internista y experto en Nutrición Juan Ignacio Ramos-Clemente y el neurólogo Eduardo Durán, que prestan servicio, respectivamente, en las Unidades Intercentros de Medicina Interna y Neurología de los Hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, nace con el ánimo de servir de guía, tanto a los médicos de atención primaria que se encuentran más cercanos al paciente y a su familia como a los neurólogos, internistas o rehabilitadores, entre otros especialistas.
Además, quiere servir también al propio personal enfermero que atiende y aconseja en muchas ocasiones a las familias a lo largo de todo el proceso.
El libro tiene un carácter "eminentemente práctico" y está editado en un formato adecuado para la consulta constante de los profesionales. Se ha realizado en colaboración con el Departamento de Biología Molecular e Ingeniería Bioquímica de la Universidad Pablo de Olavide.
Así, hace referencia a la alimentación y dietas "más adecuadas" para este tipo de patologías, integrando esos conocimientos de un modo didáctico y asequible, con consejos e indicaciones aplicables en la práctica clínica que ayuden a los profesionales sanitarios a tratar en el día a día con un paciente con estas necesidades, con el fin de anticiparse a los problemas que puedan surgir en el devenir natural de la enfermedad.
Los contenidos, que se insertan en este abordaje trasversal de la nutrición en el proceso de atención al paciente neurológico, hacen referencia a enfermedades graves o muy graves, como son el Alzheimer, la esclerosis múltiple, el Parkinson, la epilepsia, el ictus o, incluso la lesión medular o el traumatismo craneoencefálico, entre otros, con el objetivo de que el paciente pueda ver mejorada su calidad de vida con una alimentación adecuada o bien que, en los estadios más avanzados de su enfermedad, puedan enfrentarse a problemas de desnutrición con ciertas garantías.
Por ello, conocer los grupos de alimentos más adecuados en cada una de las fases de la enfermedad por la importante contribución que supone la dieta en la evolución de la patología, en la movilidad y en otros aspectos relacionados con la calidad de vida, supone "una herramienta fundamental" para los profesionales encargados de su atención, que ven cómo cada día resulta más importante adiestrar a los pacientes en su autocuidado.
Además, abogan por responder a la demanda de información que, de forma creciente, plantean en su consulta, preocupados por éstas y otras cuestiones relacionadas con su enfermedad, desterrando mitos y falsas creencias que perjudican a la mejora de la salud del enfermo.
ACTUALIZACIÓN
Entre los objetivos que los autores se han planteado para su elaboración destaca también la intención de reflejar en un manual de uso la información más actualizada según los más recientes estudios de la literatura científica y las directrices de la medicina basada en la evidencia sobre este tema, de forma que el profesional se encuentre seguro a la hora de aconsejar al paciente o a la hora de tomar determinadas decisiones clínicas, cuando se produce la sospecha de un problema de desnutrición.
De esta forma, el libro no sólo plantea las recomendaciones o consejos más efectivos en su alimentación para reforzar el tratamiento en las fases iniciales en este tipo de enfermedades, sino que aborda de forma científica los problemas que se plantean en las fases más avanzadas y cómo hacerles frente, ofreciendo información práctica tanto sobre el tratamiento a seguir y la farmacología "más adecuada" como cuestiones técnicas que serán muy útiles en el día a día del paciente con estas enfermedades.
Si bien en la primera parte del libro se ofrecen consejos generales de nutrición, cómo evaluarla, cuándo iniciar un tratamiento nutricional o cómo identificar y solucionar las complicaciones que pueden surgir, la segunda parte del mismo se centra más específicamente en cada uno de los grandes síndromes neurológicos y en las enfermedades más frecuentes, informando sobre cómo actuar en cada una de las fases de la enfermedad en este ámbito de la nutrición.
De esta forma, se incorpora también información, entre otras cuestiones, sobre el momento más adecuado para iniciar la nutrición enteral y el tipo de modalidad a elegir dependiendo del estado del paciente, así como las complicaciones o contraindicaciones que ésta puede presentar, además de ayudar a definir cuándo colocar una sonda nasogástrica, qué tipos de alimentos son los más adecuados en estos casos o cuáles son los métodos de alimentación artificial alternativos, cuando no es posible la ingestión del alimento de forma natural.
Entre las temáticas abordadas en este manual se encuentra también información sobre cómo efectuar de forma acertada un diagnóstico del estado nutricional de la persona, el abordaje de la nutrición en el paciente con deterioro cognitivo o la atención de la disfagia o dificultad para tragar, circunstancia que suelen presentar muchos de estos pacientes en las fases más avanzadas de la enfermedad y que supone una de las complicaciones más frecuentes y causa de un grave deterioro en la calidad de vida del paciente.