Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FACUA califica de "ataque" a los enfermos graves el copago de fármacos hospitalarios ambulatorios

FACUA-Consumidores en Acción acusa al Gobierno y, concretamente al Ministerio de Sanidad, de llevar a cabo un "nuevo ataque" contra los enfermos que padecen enfermedades crónicas o graves, con la puesta en marcha del copago de medicamentos dispensados a los pacientes no hospitalizados por los servicios de farmacia de los hospitales, que hasta ahora eran de dispensación gratuita, y que supondrá abonar un precio reducido.
La organización considera "injusta" esta medida que se impondrá a partir del día 1 de octubre y de obligado cumplimiento para todas las comunidades autónomas, "aunque aún debe aclararse cómo se va a efectuar ese cobro". "La asociación ve otro paso más del Gobierno por desmantelar el sistema sanitario español gratuito, público y universal", añaden.
Asimismo, critica que "se continúe mermando un servicio público como es la sanidad y que se siga atacando a los enfermos y sus familias, que ven sus niveles económicos más reducidos y con tratamientos necesarios para vivir ahora más caros".
FACUA recuerda que los argumentos con los que el Ministerio de Sanidad justificaba en anteriores ocasiones el copago "no tiene sentido" con la nueva aplicación, "debido a que es el facultativo quien receta los medicamentos que considera necesarios para el enfermo".
Por tanto, la asociación señala que "es el derecho a la salud lo que se está cuestionando y los propios principios de un sistema sanitario que debe ser equitativo y solidario, así como universal y gratuito".
Finalmente, la asociación estima que este nuevo copago de los medicamentos de dispensación hospitalaria para pacientes no hospitalizados "se agrava si se tiene en cuenta el nivel de renta en el caso de los pensionistas, que ingresan unos 858,1 euros mensuales de media".