Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FAPA pide al Ministerio de Educación que actúe para evitar el "ataque" y "abandono" de la Educación pública en Madrid

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos 'Francisco Giner de los Ríos' ha mostrado su preocupación por "la situación de ataque y abandono a la que los responsables de la Comunidad de Madrid están sometiendo a la Educación pública", y ha solicitado al Ministerio de Educación que actúe dentro de las competencias que tenga para ello.
Así lo ha manifestado en una reunión con responsables del Ministerio de Educación con relación a las cartas enviadas recientemente a la Alta Inspección, referidas a la impartición de materias no afines, la contratación de personal extranjero que pudiera no tener la cualificación necesaria y el convenio existente entre la Fundación Empieza por Educar y la Consejería de Educación y Empleo.
Además, la FAPA ha agradecido la reunión mantenida, algo que, a su juicio, "debería producirse también con la Consejería de Educación y Empleo, si sus responsables actuales no estuvieran inmersos en una posición de hablar sólo con aquellas entidades y personas que asumen sus postulados sin la más mínima discrepancia".
La FAPA ha expuesto su "preocupación" ante la posición de la Consejería de Educación "de utilizar las situaciones excepcionales, contempladas en la Ley Orgánica de Educación (LOE), como situaciones generalizadas y normalizadas para todos los centros, así como la situación que se está viviendo en los centros educativos madrileños con la impartición de materias no afines por el profesorado de Educación Secundaria", aunque la Consejería de Educación y Empleo "lo ha negado y ha tratado de ocultar con medidas que pueden estar superando el límite legal, ya que, en la mayor parte de los casos denunciados, se han producido represalias contra los docentes o centros educativos afectados".
Según la FAPA, toda esta situación "se ha dado y se sigue dando, aunque en menor proporción que en el inicio de curso, como resultado de la constante denuncia y la presión ejercida por toda la Comunidad Educativa desde la aprobación de las Instrucciones de inicio de curso". No obstante, la FAPA ha solicitado que se realicen las actuaciones necesarias, por parte de la Alta Inspección para reconducir esta situación.
Con relación al personal de origen extranjero que presta sus servicios en los centros educativos que forman parte del proyecto bilingüe de la Comunidad de Madrid, en virtud de convenios existentes entre la Consejería de Educación y Empleo y diversas entidades extranjeras, la FAPA ha mostrado su preocupación sobre los datos que indicarían "que podrían no tener la cualificación profesional necesaria y que, en algunos casos, estarían asumiendo la impartición de clases de forma directa en lugar de, como marca la legislación vigente, ejercer sus funciones exclusivamente como auxiliares o asesores de conversación y personal de apoyo".
A juicio de la Federación, aunque la presión ejercida desde que se conocieron las primeras noticias referidas a este asunto ha tenido un efecto "positivo", también se ha solicitado que se realicen las actuaciones necesarias para confirmar o descartar una posible vulneración de la legislación vigente en este asunto.
Respecto al convenio existente con la Fundación Empieza por Educar, la FAPA afirma que "aunque su desarrollo ha sido paralizado por la oposición frontal de la comunidad educativa madrileña, incluyendo esto la negativa desde muchos centros educativos a la presencia de personas enviadas por dicha Fundación y la petición de la FAPA del texto del convenio existente, que aún no ha sido entregado ni hecho público".
Por ello, la Federación ha solicitado que se realicen las actuaciones necesarias "para evitar que esta vía se convierta en una nueva forma de privatizar el ejercicio de la función pública docente".
La FAPA se ha manifestado en contra de que un personal debidamente cualificado sea sustituido por personas que están aún en su periodo formativo y que no han pasado por el proceso de selección establecido en la legislación vigente.
Además, ha señalado que la situación que están viviendo las familias con relación a las becas de comedor escolar por el anuncio de la Consejería de Educación y Empleo "referente a que no abonará las ayudas hasta que finalice el curso escolar", provocará que muchas familias "pierdan las ayudas al no poder usar el servicio por no tener capacidad económica para adelantar los costes".
Además, ha criticado la "falta de transferencias económicas" de la Concejalía de Educación que provoca "apuros económicos" en los centros educativos públicos, "lo que está llevando a dejar de pagar determinadas facturas o negociar constantemente con los proveedores de los diferentes suministros".