Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece Joaquín Lorda, profesor de Arquitectura de la Universidad de Navarra

El profesor Joaquín Lorda Iñarra, de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, falleció este viernes en Pamplona como consecuencia de una parada cardíaca. Tenía 61 años.
Había nacido en la capital navarra, estudió la carrera en la Escuela de Arquitectura titulándose en 1979, y obtuvo el doctorado (1989) con una tesis sobre el arte del teórico y crítico Ernst Hans Gombrich, posteriormente publicada.
Después de un breve período inicial centrado en el ejercicio profesional (1980-85), regresó a la Escuela para dedicarse a la enseñanza y la investigación, aunque colaboró en algunas obras singulares como la estructuración y decoración de la Capilla Mayor de la catedral de Pamplona, la terminación, ornamentación, retablos y piezas de orfebrería de la catedral de San Salvador de El Salvador, y la Corona para Santa María la Real de la catedral de Pamplona, según ha informado la Universidad de Navarra.
Además del estudio de diversos temas relacionados con la teoría del arte y de la arquitectura, se dedicó a una ambiciosa investigación en el campo de la historia de la arquitectura y las artes decorativas del universo clasicista y premoderno; y adquirió un profundo y extenso conocimiento de las fórmulas compositivas y ornamentales de la arquitectura barroca en España y América.
Impartió conferencias y sesiones invitado por diversas universidades españolas y latinoamericanas y organizado sucesivos programas y cursos dirigidos a estudiantes nacionales y extranjeros. Era uno de los profesores de la Escuela más apreciados y queridos por los alumnos, por su carisma, sus consejos y sobre todo por su forma de enseñar Historia de la Arquitectura a través del dibujo, ha destacado la Universidad.
Desde 1996 era profesor Honorífico del Instituto Tecnológico de Monterrey (México), y desde 1998 académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Jorge (Barcelona).
Para el director de la escuela, Miguel Ángel Alonso del Val, "todos los que le hemos conocido y apreciado nos sentimos hoy un poco huérfanos". "Toda la Escuela se ve teñida de negro ante la desaparición de un profesor que ha dibujado sus paredes, que ha cubierto de color, de luz barroca y de amor por la historia, sus espacios, y que ha entusiasmado a cientos, miles de alumnos por la arquitectura desde el disfrute y la comprensión de sus espacios y sus tradiciones formales a través de innumerables viajes gráficos, físicos y, ahora, virtuales", ha añadido.