Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Farjas apela a "responsabilidad" de las CCAA para aplicar el copago de fármacos de dispensación hospitalaria

La secretaria General de Sanidad, Pilar Farjas, ha recordado a las comunidades autónomas que es su "responsabilidad" aplicar el copago de fármacos de dispensación hospitalaria para pacientes que no estén hospitalizados, aprobado por el Gobierno y que entrará en vigor este martes, y ha asegurado que el modelo planteado por el Ministerio es "equitativo y justo".
Farjas se ha pronunciado así en un encuentro con los periodistas para analizar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que este lunes han llegado al Congreso de los Diputados, y después de que Canarias, Andalucía, Aragón, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Castilla y León y Baleares hayan anunciado de que no lo van a aplicar, ya sea por rechazo o por problemas para su implantación.
En este sentido, la secretaria general de Sanidad no ha querido pronunciarse sobre la decisión de algunas comunidades autónomas de no implantar este nuevo copago pero ha señalado que son las autonomías las que deben garantizar que se atiende "igual" y con los "mismos requisitos y condiciones" a todos los pacientes.
"El Gobierno ha establecido un marco normativo que garantiza la equidad y un modelo que ha demostrado ya ser eficaz y cuya evidencia y resultados son conocidos. Además, es una medida progresiva y que, ante todo, protege a los que menos tienen", ha aseverado Farjas.
Dicho esto, ha reiterado que la aportación máxima que van a tener que pagar los pacientes por los medicamentos que se dispensan en las farmacias hospitalarias a aquellos que no están ingresados es de 4,20 euros, a pesar de que, ha recalcado, son tratamientos "muy costosos".
"Este es el modelo que existe y a las comunidades autónomas les corresponde ahora aplicarlo. Estoy convencida de que, por la apuesta que están realizando todas con la implantación de la receta electrónica en hospitales, serán las primeras interesadas en implantar un modelo que ha demostrado ser eficaz en la finalidad de preservar a los pacientes que requieren más protección y de garantizar el cumplimiento de las exigencias de la Unión Europea", ha zanjado.