Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Farmaindustria recurre la cuarta subasta andaluza de medicamentos y confía en que Sanidad la lleve al TC

Farmaindustria ha anunciado que interpondrá un nuevo recurso contencioso-administrativo contra la cuarta convocatoria pública del Gobierno andaluz para la selección de medicamentos a dispensar en oficinas de farmacia, lo que se conoce como subasta de medicamentos, al entender que "vulnera la legislación vigente", y por ello confía también en que el Ministerio de Sanidad también recurra la medida ante el Tribunal Constitucional.
La resolución andaluza, según denuncia la patronal de la industria farmacéutica en España, supone un "quebranto" del actual marco regulatorio español ya que contraviene lo dispuesto en el artículo 88.1 de la Ley del Medicamento, que establece que las medidas tendentes a racionalizar la prescripción y el uso de los medicamentos y productos sanitarios que puedan adoptar las comunidades "no producirán diferencias en las condiciones de acceso a los medicamentos financiados, catálogo y precios".
Asimismo, recuerda que la Ley también estipula que las medidas de racionalización deben ser "homogéneas en todo el territorio nacional sin producir distorsiones en el mercado único de medicamentos y productos sanitarios".
La convocatoria desactiva el actual sistema de precios de referencia y, como reconoce Farmaindustria, tendrá "efectos muy negativos" para la industria, el Sistema Nacional de Salud (SNS) y para los pacientes andaluces, ya que "limitará" su acceso a medicamentos que sí estarán disponibles para otros españoles.
Y en el caso de la industria, avisa de que "fragmenta" el mercado interior español y "expulsa de facto" del mercado andaluz a productos autorizados para venderse en España, con lo que "restringe la competencia".
"Supone un comportamiento oportunista, ya que el riesgo alto de desabastecimientos que genera viene cubierto por el seguro suministro de medicamentos que actúan en el resto de España pero que no han sido seleccionadas en esta convocatoria", ha concluido.