Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

H. La Fe lidera un estudio sobre la relación entre la apnea grave del sueño y el riesgo de cáncer

El Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia ha liderado un estudio que asociaría el hecho de padecer apnea del sueño grave con un mayor riesgo de padecer cáncer. Esta investigación, realizada desde el Grupo Español de Sueño (GES), ha sido liderada por el doctor Miguel Ángel Martínez García del Servicio de Neumología del Hospital La Fe y Francisco Campos-Rodríguez, del Hospital Valme de Sevilla.
"Actualmente sabemos que existe una asociación entre ambas enfermedades, pero hay que subrayar que eso no significa que necesariamente una persona con apnea del sueño vaya a padecer un cáncer", ha explicado el doctor Martínez García.
Se sospecha que el mecanismo que podría unir a ambas patologías es el hecho de que, al padecer apnea del sueño, se produce un descenso intermitente de la saturación de oxígeno en sangre del paciente. Ello genera una hipoxia en los tejidos y activa una serie de sustancias que pueden provocar la aparición de un cáncer o bien formar una mayor vascularización de los tumores --llegada de mayor cantidad de sangre por la formación de vasos sanguíneos nuevos pero anómalos--, lo que "favorecería su propagación y por lo tanto una mayor posibilidad de morir por cáncer", según ha apuntado la Generalitat en un comunicado.
"Si se confirman estos resultados con nuevos estudios, las consecuencias clínicas que se pueden extraer de los mismos serían muy importantes, dado que la apnea del sueño es una enfermedad potencialmente tratable con lo que supuestamente podríamos mejorar la evolución del cáncer o su respuesta al tratamiento", ha subrayado el especialista de La Fe.
De momento, con los estudios existentes "tan solo podemos decir que existe una asociación entre ambas enfermedades, pero abre un camino de investigación enormemente prometedor", ha añadido. En el estudio formaron parte más de 5.000 pacientes seguidos durante más de siete años procedentes de las Unidades de Sueño de diferentes hospitales españoles.
Los resultados de este estudio fueron presentados en la reunión anual de la American Thoracic Society en San Francisco y levantaron "gran expectación" hasta el punto de que publicaciones científicas tan importantes como Lancet o el periódico New York Times se hicieron eco de los resultados.
SUGERIDA POR ESTUDIOS PREVIOS
"Esta asociación entre apnea del sueño y cáncer ya había sido sugerida por estudios previos en animales realizados en la Universidad de Barcelona y ahora se ha constatado que también parece existir en humanos. Un estudio recientemente realizado en Wisconsin (EEUU) ha llegado a resultados semejantes a los nuestros", ha subrayado el doctor Martínez.
La apnea del sueño afecta especialmente a personas con obesidad y roncadoras y produce un cese intermitente de la respiración, en las formas graves incluso cientos de veces a lo largo de una misma noche. Este cese en la respiración provoca un descenso de la saturación de oxígeno en la sangre y en los órganos y tejidos de los afectados.
Esta enfermedad se ha relacionado con mayor riesgo de padecer accidentes de tráfico, laborales y domésticos, ya que las personas con apnea presentan una mayor lentitud en sus reflejos y una somnolencia diurna excesiva. También se ha relacionado con una mayor probabilidad de padecer o morir por problemas cardiovasculares. Sin embargo, hasta la aparición de este estudio no se había relacionado con la aparición de cáncer o un aumento de la probabilidad de morir por el mismo en humanos.