Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI no ha recibido a ningún presidente de Parlamento autonómico en el trámite para comunicar las investiduras

Juan Carlos I sí acostumbraba a recibir a los representantes de las cámaras gallega, vasca y catalana
El Rey Felipe VI no ha recibido hasta la fecha a ningún presidente de una Cámara autonómica para cumplir con el trámite de recibir la comunicación formal sobre quién ha resultado investido presidente del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma en cuestión.
Su padre, Don Juan Carlos, sí acostumbraba a conceder audiencia a los representantes de los Parlamentos de Galicia, País Vasco y Cataluña (las llamadas 'comunidades históricas') tras unas elecciones autonómicas, al objeto de que le entregaran en persona el documento oficial que acredita la investidura del presidente del Consejo de Gobierno autonómico, trámite necesario para que el Rey pueda firmar el decreto de nombramiento del presidente autonómico.
Se trataba de eso, de una deferencia con esas Comunidades Autónomas, pues ni en la Constitución ni en los Estatutos de Autonomía está escrito que el Rey deba recibir en mano la comunicación formal de la investidura del presidente autonómico. Su obligación se limita a firmar el decreto de su nombramiento, y el de cese del presidente saliente.
El resto de las autonomías del Reino de España cumplen este trámite enviando el escrito a la Casa del Rey (por correo, fax o email) o mandando a un letrado del Parlamento autonómico al Palacio de la Zarzuela con el documento en mano. Esta última vía fue por la que optaron las Cortes valencianas tras las autonómicas de mayo pasado, por ejemplo.
Desde que Felipe VI fuera proclamado Rey el 19 de junio de 2014 tan solo una de las tres 'comunidades históricas' ha celebrado elecciones: Cataluña. A petición de Zarzuela, el trámite para la comunicación formal al Rey de la investidura de Carles Puigdemont se ha cumplido con el envío del documento vía correo electrónico.
El hecho de que Felipe VI no haya recibido en audiencia a la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, ha desencadenado una lluvia de críticas por parte de formaciones independentistas como ERC o Convergencia, que han acusado al monarca de "despreciar" al pueblo de Cataluña.
Pero también los nacionalistas del PNV han entrado en el debate. En opinión de la presidenta de la Ejecutiva vizcaína del PNV, Itxaso Atutxa, Felipe VI ha "quitado el cable" con este gesto y ha dado comienzo a "la desconexión" de Cataluña respecto de España.
EXCEPCIONES CON JUAN CARLOS I
Lo cierto es que en 2012, Juan Carlos I tampoco recibió en audiencia a la presidenta del Parlamento catalán, Nuria de Gispert, para que le comunicara la investidura de Artur Mas. En aquella ocasión, Zarzuela pidió solventar el trámite como se hace con el resto de autonomías debido a que la agenda del monarca se había restringido como consecuencia de una de sus operaciones.
Dos años antes, en 2010, y también tras los comicios autonómicos en Cataluña al menos desde 1999, Juan Carlos I siempre recibió en audiencia al presidente del Parlament para que le comunicara formalmente la investidura del máximo representante de la Generalitat.
Tampoco en 2012 Juan Carlos I recibió personalmente a la presidenta del Parlamento vasco para que le comunicara la investidura de Iñigo Urkullu como lehendakari debido a la convalecencia del monarca por una reciente operación. Bakartxo Tejeria (PNV) cumplió con el trámite remitiendo el documento vía correo certificado.
En otras ocasiones no se pudo cumplir con la tradición debido a problemas de agenda. Un viaje oficial del Rey a Lituania impidió al monarca recibir a la presidenta del Parlamento vasco, Arantxa Quiroga, un día después de la investidura de Patxi López como lehendakari en 2009. El jefe del Estado recibió posteriormente en audiencia a Quiroga, acompañada del resto de los miembros del Parlamento vasco.