Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz cifra en menos de diez los refugiados rechazados por yihadismo

Afirma que el sistema de petición de asilo "no está saturado"
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado este lunes que el Gobierno ha rechazado menos de diez demandantes de asilo del programa de reubicación europeo por estar vinculados al terrorismo o al crimen organizado, una cifra que ha calificado de "muy limitada" frente a los 124 refugiados acogidos hasta ahora con este mecanismo.
El también candidato del PP por Barcelona lo ha declarado después de una reunión con Cecot en Terrassa, al preguntársele por eso al día siguiente de afirmar que España ha rechazado "unos cuantos" refugiados por yihadismo.
Ha destacado que la seguridad es el único motivo por el que un Estado puede rechazar acoger una persona de este procedimiento comunitario, y que en la mayoría de casos denegados se ha detectado relación con tráfico de armas y de materiales precursores para fabricar explosivos.
El ministro ha rechazado dar la cifra exacta, pero ha asegurado que es limitada: "Con todos los dedos de las dos manos, nos sobraría algún dedo" y ha querido transmitir a los ciudadanos que no se acoge a criminales, sino a refugiados, lo que en España se garantiza con el control de seguridad del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco) y el CNI.
Este control es el último eslabón del procedimento comunitario, en el que participan agencias europeas y las autoridades de los países desde donde se reubican y reasentan los demandantes de asilo, ha explicado, y ha añadido que funcionarios del Gobierno se han desplazado a Ankara (Turquía) y el Líbano, desde donde por el momento se ha aprobado reasentar 101 y 203 refugiados, respectivamente.
Este mecanismo también reubicará 350 personas desde Grecia y 50 de Italia, sumando 1.000 asilados a finales de agosto con el traslado que anunció que empezará esta semana.
"LAS NOTAS SON A FINAL DE CURSO"
Fernández ha pedido no prejuzgar el cumplimiento de este programa de dos años --con el que se comprometieron a acoger 16.000 personas-- porque hace menos de medio año que ha empezado: "Las notas son a final de curso".
Ha añadido que a esta cifra hay que sumarle las 21.000 peticiones de asilo que España tramitó en 2015 de personas que llegaron por su pie; ha dicho que la mayoría están en tramitación y la mayoría se aprueban, y que con las cifras de este año se llegará a esta misma cantidad.
El ministro asegura que "el sistema no está saturado" porque se tuvo que redimensionar absolutamente en 2015, con contrataciones, ya que la infraestructura organizativa no estaba prevista para afrontar que las peticiones de asilo triplican o cuadruplican las que había antes de 2015, y ha añadido que ha pasado igual en otros países de Europa.
Con motivo del Día mundial de los refugiados este lunes, Fernández ha lamentado que Europa experimente el mayor drama tras la II Guerra Mundial, y ha apuntado que España es un país solidario que en la última década ha crecido en más de 5 millones de habitantes gracias a la integración.