Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía Especial Antidroga dice que en España hay 381 clubs de cannabis y avisa de la falta de regulación

El fiscal de la sala jefe de la Fiscalía Especial Antidroga, José Ramón Noreña Salto, ha informado de que en España hay actualmente 381 clubs de cannabis y ha alertado de la "falta de regulación" que hay sobre los mismos.
El 47 por ciento de estas asociaciones están en Cataluña, el 40 por ciento en el País Vasco y el 16 por ciento en Madrid. Además, en la Comunidad Valenciana y Canarias hay 9, respectivamente; 5 en Andalucía cinco; 3 en Baleares; 3 en Navarra; 2 en Castilla y León; y 2 en Galicia.
Asimismo, en una comparecencia en la Comisión de Sanidad del Senado, Noreña Salto ha comentado que hay 149 asociaciones suspendidas, ocho en proceso de inscripción y 12 desistidas. En este sentido, el fiscal ha alertado de la escasa regulación que hay sobre estos clubes ya que, si bien el derecho de asociación es "legal y está reconocido", no lo es cuando se cultiva y distribuye droga.
"Hemos detectado que en los estatutos de registros de muchas asociaciones hay referencias al cultivo y distribución, lo que podría encajar en el artículo 368, y siguientes, del Código Penal y, por tanto, ser objeto de apertura de diligencias de investigación para comprobar el funcionamiento legal de dichas asociaciones", ha argumentado.
Ahora bien, Noreña Salto ha destacado la "dificultad" que supone comprobar que en una asociación se está plantando cannabis, aunque ha señalado que se han detectado casos de plantación en estos clubes sin que, "por supuesto", tuvieran ningún permiso de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).
De hecho, el fiscal ha recordado que la Ley de Estupefacientes de 1967 sólo autoriza los cultivos de cannabis para obtener fármacos y, por tanto, con una finalidad de carácter sanitario. En este sentido, ha explicado que para ilegalizar alguna asociación de cannabis, la Fiscalía tiene que comprobar si hay actividad real de cultivo y evaluar las cantidades intervenidas para comprobar si se está ante un supuesto de casos excesivos de autoconsumo compartido.
Por otra parte, Noreña Salto ha insistido en la necesidad de aumentar la regulación de estas asociaciones puesto que, tal y como ha señalado, se han dado casos de personas acuden a varios de estos clubs y luego venden la droga en la calle. Por todo ello, ha abogado por ampliar este debate "serio" para conocer hasta dónde se pueden regular y los compromisos internacionales que hay entorno a los mismos.
REGULAR LAS ASOCIACIONES EN TÉRMINOS "MUY CONCRETOS"
La necesidad de abrir un debate y regular estas asociaciones en términos "muy concretos" ha sido también una de las propuestas formuladas en el Senado por representantes de clubs de cannabis, quienes han lamentado que se haya penalizado el consumo de esta droga y, "nunca" se haya regulado en qué términos es legal o ilegal.
En este sentido, el representante de la Federación de Asociaciones de Personas Usuarias de Cannabis (FAC), Martín Barriuso Alonso, ha asegurado que los menores de edad no pueden entrar en estos locales, aunque ha reconocido que en algunos permiten la entrada a partir de los 18 años y otros a partir de los 25 años.
"Los clubes cannábicos no producen beneficios, pero sería importante regular cuántos kilos pueden tener", ha señalado para lamentar que, pese a ello, existen bodegas de vino donde se almacena "cientos de dosis de alcohol y nadie lo considera ilegal".
Por su parte, el representante de la Federación de Asociaciones Cannábicas Autorreguladas de Cataluña (FECAC), Óscar Parés, ha destacado la necesidad de regular los 'test' de drogas en las carreteras porque, tal y como ha aseverado, el cannabis dura en el organismo varios meses y estas pruebas no detectan el momento en el que se ha consumido.
Finalmente, la representante de la Plataforma de Asociaciones de Usuarios de Cannabis (PAUC), María Fernanda de la Figuera, ha asegurado que el actual tratamiento del cáncer "no sería el mismo" si no fuera por la "aportación que ha hecho el cannabis" a la medicina. "Si se ampliara su uso se ahorrarían muchos millones a la sanidad", ha zanjado.