Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frontex sólo participará en la operación contra la inmigración irregular 'Mos Maiorum' para dar apoyo estadístico

El director Ejecutivo de la Agencia Europea para el control de la Frontera Exterior (FRONTEX), Gil Arias Fernández, ha explicado que su participación en la macro operación policial contra la inmigración irregular 'Mos Maiorum' que arranca este lunes se limitará a prestar apoyo estadístico a la Presidencia Italiana de la UE, responsable de la iniciativa.
"'Mos Maiorum es una operación policial conjunta impulsada por la Presidencia Italiana del Consejo de la UE y la autoridad que la coordina es el Ministerio del Interior de Italia. Frontex no ha jugado ningun rol ni en la planificación ni en la implementación de esta operación", explica Gil Arias.
Según afirma, 'Mos Maiorum' "no es una operación de control de fronteras" y "sus objetivos y forma de ejecución se delimitan en el Espacio Schengen y en la cooperación policial, lo que naturalmente, no forman parte del mandato de Frontex".
En este sentido, concreta que la agencia fue invitada por la Presidencia Italiana a facilitar apoyo en la "área de riesgo" analizada. "Esto significa que la agencia sólo apoyará a la Presidencia Italiana con estadísticas y datos de análisis de los flujos migratorios en las fronteras exteriores de la Unión Europea", señala Gil Arias, que remite al ministerio italiano de Interior para "más información".
Esta macro operación policial fue aprobada por el Consejo Europeo a instancias de la presidencia italiana el pasado 10 de julio y está previsto que se desarrolle desde este lunes y hasta el próximo 26 de octubre, plazo durante el que los Estados miembros participantes, habrán de detener a migrantes en situación irregular e interrogarles para "obtener información relevante con fines de investigación e inteligencia".
Según el documento clasificado del Consejo Europeo que detalla el operativo, el objetivo es redibujar el mapa de las migraciones clandestinas hacia Europa y las nuevas rutas de las mafias. Para ello, los agentes que intercepten a migrantes sin permiso de residencia deberán preguntarles por cuestiones como el camino que siguieron, el último país donde residieron antes de cruzar, el modo en que lo hicieron o el precio que pagaron por ello.
El texto, difundido hace dos semanas por la plataforma ciudadana europea de observación de Derechos Humanos Statewatch, indica que los agentes deberán recoger todos estos datos junto a la información relativa a la detención, en unos formularios creados ad hoc y que cada día se harán llegar a la coordinación del operativo, el Ministerio del Interior italiano.