Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Grünenthal premia a dos estudios sobre la prevención y el abordaje del dolor crónico

La Fundación Grünenthal ha entregado sus 'Premios a la Investigación en Dolor 2015' a dos estudios sobre la prevención y el abordaje del dolor crónico. Se trata de unos galardones que tienen como objetivo reconocer y fomentar la investigación científica relacionada con este "grave problema sanitario" tanto en el ámbito epidemiológico como en el experimental, farmacológico o clínico.
En concreto, el estudio 'Genetic and Clinical Factors Associated with Chronic Postsurgical Pain after Hernia Repair, Hysterectomy and Thoracotomy. A Two-year Multicenter Cohort Study', liderado por el jefe de sección de la Unidad del Dolor y Cirugía Ambulatoria del Hospital del Mar, Antonio Montes.
El trabajo, en el que han participado 4.000 pacientes y 170 investigadores, ha recibido el premio en la categoría de 'Investigación Clínica' por determinar la probabilidad de desarrollar dolor crónico tras una cirugía mediante una medición de riesgo fácilmente aplicable en la práctica clínica diaria.
"En contra de lo que se había pensado en los últimos años, los factores genéticos tienen menor importancia que los factores clínicos a la hora de desarrollar dolor crónico post-quirúrgico (DCPQ). Si seguimos investigando en este línea, podremos determinar qué técnicas analgésicas aplicar durante todo el periodo perioperativo (antes, durante y después de la intervención) para disminuir la aparición de DCPQ", ha señalado Montes.
ESTUDIO SOBRE LA MODULACIÓN DEL SUFRIMIENTO
Asimismo, el trabajo premiado en la categoría de investigación básica, con el título 'AMPK phosphorylation modulates pain by activation of NLRP3 inflammasome', ha demostrado el complejo papel del inflamasoma y el AMPK en la modulación del sufrimiento. En palabras de sus autores, los autores y miembros del grupo de Investigación Etiología y Patogenia Periodontal, Patologia Oral y Enfermedades Musculares de la Universidad de Sevilla, Mario D. Cordero y Pedro Bullón, este hallazgo supone "una nueva estrategia para luchar contra el dolor crónico".
Los próximos pasos, tal y como ha descrito el doctor Cordero, se centrarán en profundizar las aplicaciones de este eje AMPK / inflamasoma en otras patologías, y en la búsqueda de otros compuestos que puedan modular el dolor. "Este galardón es una motivación para seguir trabajando con más fuerza", ha concluido el investigador de la Universidad de Sevilla.