Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Pons asesorará a empresas y organizaciones y exportará sus conocimientos de seguridad vial a otros países

La Fundación Pons ha presentado este viernes sus nuevas líneas de actuación en el ámbito de la consultoría de seguridad vial y la educación en este mismo sector, en la línea de ayudar a empresas y organizaciones de España y otros países a ajustarse a la normativa vigente y a reducir la incidencia de accidentes de tráfico.
La organización, que ha recibido también este viernes la certificación ISO 39001 de Seguridad Vial, por parte de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), ha recordado que, de acuerdo con el último informe del Consejo Europeo sobre seguridad vial, "España es el cuarto país europeo" (por delante de Francia o Alemania) con menor número de víctimas por accidentes de tráfico. "Y el primero de los países latinos", según ha recordado el consejero asesor de la fundación, Ramón Ledesma.
Por ello, ha explicado que la actividad de la organización en el ámbito de la consultoría en ámbitos como la educación vial y la seguridad en los procesos e infraestructuras (que ya está llevando a cabo en España y en Chile) va a ir dirigida a otros países que quieran desarrollarse en esta línea.
"Queremos asociar la seguridad vial a la marca España. Tenemos que gritarle al mundo que nosotros sí sabemos de seguridad vial. Somos un referente mundial", ha insistido Ledesma.
Las declaraciones han tenido lugar en el marco de la entrega de la certificación que se ha celebrado este viernes en la sede de la Fundación Pons en Madrid, y a la que han acudido la directora corporativa de Pons, Paloma Fernández-Navas, y el presidente de AENOR, Avelino Brito.
La directora general de la fundación, Shara Martín, y su director técnico, Francisco Paz, han celebrado la obtención de la certificación de AENOR dado que, en palabras de Paz, para aconsejar sobre seguridad vial "nada mejor que implementarla uno mismo".
En este sentido, tanto él como Martín han recordado que la seguridad vial "no pasa solo por lo más evidente, como el alcohol", sino también por "múltiples factores" entre los que se pueden encontrar "detalles de organización" de las empresas e instituciones.
Además del factor humano, al que, según Martín, "se deben entre el 60 y el 70 por ciento de los accidentes", han destacado han señalado otras cuestiones como la seguridad de los vehículos de las organizaciones, las normas de utilización, la formación vial de los trabajadores o el número y las rutas de los desplazamientos, entre otras.
Según la directora general de la fundación, las organizaciones, intituciones y empresas "tienen una oportunidad tremenda, además de la responsabilidad, de formar a sus trabajadores" en este ámbito, de cara a conseguir el "objetivo cero accidentes" como parte de sus estrategias de responsabilidad corporativa.
"Si los factores de los accidentes se pueden evitar cambiando cosas como detalles de organización de las empresaa, hay que sacar esa ficha de dominó de la fila de causas", ha insistido Paz.
CIUDADANOS INTELIGENTES
Por otra parte, la organización ha recordado que también lleva a cabo tareas de asesoriamiento y consultoría a instituciones públicas en ámbitos como la seguridad de sus carreteras, vigilancia de carreteras o la formación de nuevos conductores en países como Chile.
"Si los ciudadanos son inteligentes y están formados, las ciudades son inteligentes", ha recordado.
En esta línea, ha incidido en que la movilidad en las ciudades "no es solo cuestión de seguridad vial" sino que intervienen también la accesibilidad, la sostenibilidad, y que los medios de transporte sean "saludables" y "amables" para quienes los emplean.
Por ello, en consecuencia con la normativa ISO de la que la fundación acaba de recibibir certificación, la organización ha invitado a las empresas a adoptar las "buenas prácticas" recogidas en la normativa y a evaluar y analizar con estas herramientas el impacto de sus actuaciones sobre la seguridad vial y la movilidad de cara a sus trabajadores y al resto de los ciudadanos.