Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gigolós a gogó

Las autoridades del condado de Nye, en Nevada, legalizaron la contratación de "gigolós" para ejercer la prostitución, una decisión sin precedentes en el estado del juego donde desde 1971 es legal en algunas zonas que las mujeres comercien con sexo.
Según informa este miércoles Los Angeles Times, la decisión fue tomada por el Consejo de Licencias y Licores de ese condado a solicitud de un pequeño prostíbulo de carretera, el Shady Lady Ranch, situado en una zona poco transitada de Nevada, próxima al Valle de la Muerte y la frontera con California, para aumentar los servicios de su establecimiento y atraer más clientes.
"Esta es la primera vez en la historia del mundo que se permite a los hombres que vendan sexo", aseguró George Flint, representante de los intereses de la Asociación de Burdeles de Nevada. La propietaria del local, donde trabajan cinco mujeres, Bobbie Davis, argumentó en su petición que ya había llegado el momento de ofrecer estos servicios.
"Es lo que piensan muchas mujeres que me contactaron desde que inicié este proceso", afirmó Davis. Una vez que las autoridades sanitarias en Nevada no pusieron contratiempos a que los hombres ejerzan la prostitución -aunque con revisiones médicas semanales como ocurre actualmente con las mujeres- el Consejo de Licencias y Licores de Nye optó por legalizar la figura del gigoló.
"Parece que hay un gran miedo en la mente de algunas personas sobre el hecho de que tengan lugar algunas actividades homosexuales, pero el porqué de este pánico, no lo entiendo. No es mi intención promover o convertir mi negocio en un establecimiento gay", dijo Davis, quien ya recibió 100 solicitudes de hombres en busca de empleo.
Los trabajadores del sexo, como contratistas privados, son libres de ofrecer servicios a homosexuales y lesbianas, según la normativa del estado. Nevada es el único estado de EEUU en el que la prostitución es legal desde 1971 mientras no se ejerza en la calle, si bien está prohibida en los principales núcleos de población, Las Vegas y Reno, por lo que en la práctica esta legislación se aplica en pequeños condados. IUL