Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gil Tamayo asegura la "colaboración" de la Iglesia en los casos de bebés robados, aunque es competencia de cada obispo

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha asegurado el clima de "colaboración" de la Iglesia en el caso de los bebés robados, aunque ha precisado que no es competencia de la CEE sino de cada obispo en su diócesis.
"La postura de la Iglesia siempre será de colaboración. Ahora, no es competencia de la CEE, eso es cada obispo en su diócesis de acuerdo con la demanda judicial o el dictamen de los jueces quienes establecerán el diálogo pertinente. Pero sí adelanto que en ese como en todos los casos habrá y hay un clima de colaboración, no de espectáculo", ha subrayado durante la rueda de prensa posterior a la CCXXX reunión de la Comisión Permanente.
Así, preguntado por la apertura de los archivos eclesiásticos, ha apuntado que si bien cada obispo "respetará las decisiones judiciales", estas también están "obligadas" a "la protección de datos" y a "respetar el Tratado Internacional con rango ley orgánica" que son los Acuerdos con la Santa Sede, "que hablan de la inviolabilidad de los archivos".
Además, ha recordado que, aparte de colaborar con las autoridades judiciales, los obispos de las diócesis en las que se den estos casos, deberán tratar con las víctimas "que merecen el mayor de los respetos".