Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno prevé aprobar a final de año el Plan para la Inclusión Social, en el que se trabaja con el Tercer Sector

El Gobierno espera tener aprobado antes de final de año el Plan para la Inclusión Social 2013-2016, en el que trabaja con "pleno, franco y sincero diálogo" con el Tercer Sector. Así lo ha asegurado el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, antes de la inauguración del II Congreso Estatal de Participación de Personas en Situación de Pobreza y Exclusión Social, que se ha celebrado este jueves en Valladolid.
Moreno se ha mostrado convencido de que "en los próximos meses" verá la luz este Plan, que pretende sumar a "todos", desde las administraciones públicas y los agentes sociales a las ONG y entidades y fundaciones para "empujar en la misma dirección" y paliar la situación de dificultades económicas y pobreza de muchas familias.
El secretario de Estado ha abogado por aliviar la situación de estas personas a la vez que se realiza un esfuerzo por salir de la crisis y crear "lo antes posible" empleo y oportunidades porque, ha explicado, hay familias en las que uno de los dos sueldos que percibían se han perdido o, incluso, todos sus miembros están en paro.
A su juicio, son "demasiados" los años de crisis que han provocado un empobrecimiento de las familias y se han observado situaciones que "hasta hace muy poco no se han visto", por lo que cree que es un reto para las administraciones identificar los problemas y buscar soluciones.
En este sentido, ha señalado que el Gobierno se ha comprometido "al máximo" con la situación de vulnerabilidad de los ciudadanos y por ello ha puesto en marcha el Plan de Infancia y Adolescencia y se trabaja en el Plan de Inclusión Social.
Ante la situación actual, Moreno ha destacado la "oportunidad" de celebración del Congreso organizado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en España y Castilla y León (EAPN-ES y EAPN Castilla y León), que ha inaugurado junto a la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos; los presidentes de EAPN en España y la Comunidad, Carlos Susías y Daniel Duque; y la concejal de Bienestar Social y Familia de Valladolid, Rosa Hernández.
TRABAJAR CON EL SECTOR
En este contexto, la consejera de Familia ha destacado la importancia de trabajar con las asociaciones y representantes de toda la sociedad para dar una única respuesta "coordinada" y "ajustada" a las familias que lo pasan mal por la crisis.
Marcos ha incidido en que se trabaja en una red de ayuda para las familias desde el mes de abril y en las "próximas semanas" espera que sea una realidad para sumarse a otras cuestiones que aunque "no se tiene una varita mágica" para cambiar las cosas ayudan a paliar la situación como la red de suministro de alimentos o el sistema de apoyo a las familias en riesgo de desahucio.
Además, la consejera ha incidido en la necesidad de escuchar a quienes están "en el día a día" para poder orientar las políticas, algo por lo que ha destacado el trabajo de EAPN.
Precisamente el portavoz de la Red en España, Carlos Susías, ha explicado que EAPN pretende ser "altavoz" y para ello pretenden que sean las personas que han vivido una situación de exclusión social las que cuenten cómo viven y cómo han salido de ella.
Susías ha destacado la posibilidad de que "por primera vez" se haya establecido un mecanismo formal del diálogo con las entidades del tercer sector, "instrumentos positivos" pero ante una situación que, ha advertido, "es muy grave".
Así, a partir de los datos, que indican que el 27 por ciento de la población están en riesgo de pobreza en España --un 26 por ciento en Castilla y León--, se trata de ver qué se puede hacer y con qué recursos para implementar medidas en España.
En este sentido, ha reclamado que el Plan de Inclusión sea "lo más ambicioso posible" porque la situación es "complicada" y ha abogado por que las administraciones puedan dar "síes" para que las personas puedan tener su "propia vida" y no sólo "mantenerse vivos".
Por ello, ha apostado por que las entidades sociales "den un paso a un lado para dar voz a estas personas".