Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La delegada del Gobierno en Madrid, a Barbero: "No se puede provocar cuando ves que los ánimos están encendidos"

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha aconsejado este miércoles al concejal delegado de Seguridad en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, que en casos como en el de ayer, que fue increpado en una manifestación de policías municipales, no debería haber salido donde estaban todos los manifestantes concentrados y debería haber llegado al coche "por la otra puerta".
"Porque muchas veces no se puede de alguna forma provocar cuando ves que los ánimos están encendidos", ha dicho hoy Dancausa sobre lo padecido ayer por Barbero, que confesó haber sentido "miedo" y acusó a la Policía Nacional de no protegerle.
Sin embargo, la representante del Gobierno de España en Madrid ha aseverado que en los hechos referidos "no hubo dejación por parte la Delegación o Policía Nacional". "Lo que sí hubo fue una actuación de la propia Policía Municipal que le protegió y no ha sucedido nada", ha apuntado.
Además, ha tildado hoy de "falso" que la Policía Nacional no cumpliera sus funciones. "No se nos pidió que acudiéramos. Acudimos con 30 policías nacionales. Estuvieron pendientes continuamente de Barbero. Y ellos estaban por si había algún problema de orden público, pero quien tenía que ejercer la protección del concejal, según la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, es la Policía Municipal, que estuvo allí y es una excelente policía", ha explicado.
Igualmente, Concepción Dancausa ha indicado que la Policía Nacional no actuó contra los manifestantes "pero cuando sí que vio dificultad estuvo al lado del coche". "Se ve perfectamente en la foto de que estuvo ayudando que estuviera en el coche. Colaboró pero no intervino en contra de los manifestantes", ha indicado.
Por último, la delegada ha asegurado que en esta protesta "no había problemas de orden público", aunque sí insultos, como otras muchas de las concentraciones. "No estoy a favor de actos de violencia o insultos, pero en otras ocasiones no se ha intervenido con otras personas", ha concluido.