Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Navarra recomienda hidratarse y no realizar esfuerzos físicos ante las altas temperaturas

La AEMET ha activado para este jueves la alerta amarilla por altas temperaturas en toda Navarra y naranja para el Valle del Ebro
El Gobierno de Navarra aconseja a la ciudadanía de toda la Comunidad foral, y en particular a quienes residen en la ribera del Ebro, que se hidraten a menudo y no realicen esfuerzos físicos al sol ni en las horas de más calor, ante las altas temperaturas que se esperan para este jueves y viernes.
Además, el Ejecutivo foral ha recordado que este calor excesivo puede afectar a toda la población pero, especialmente, a niños y personas mayores o enfermas.
La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha activado para este jueves, 9 de julio, la alerta amarilla en toda la Comunidad foral, salvo en el Valle del Ebro, en donde el riesgo es importante (alerta naranja).
Según la previsión, en Pamplona la temperatura máxima será de 38º C y la mínima de 19º C. En Tudela, los valores oscilarán entre los 38 y los 21º. Para el viernes, el termómetro se encontrará entre los 19 y 40ª en Pamplona y los 22 y 40º en Tudela.
El calor y la humedad excesiva y los esfuerzos en esas condiciones, ha explicado el Gobierno navarro a través de un comunicado, pueden provocar desde agotamiento, pérdida de líquidos y sales minerales hasta un grave golpe de calor que haga necesaria una intervención médica de urgencia.
La exposición a temperaturas elevadas afecta fundamentalmente a niños, personas mayores y personas con patologías crónicas y pluripatologia. Son en especial vulnerables aquellas personas mayores con pluripatologias crónicas que viven solas.
Por ello, es especialmente importante durante las alertas por exceso de temperatura contactar dos veces al día con las personas mayores y asegurarse que toman medidas ante el calor y de cómo se encuentra su estado de salud.
Los principales factores de riesgo son: personas mayores de 65 años y niños menores de 4 años; enfermedades cadiovasculares, respiratorias y crónicas (diabetes); enfermedades agudas durante el periodo de calor; obesidad; enfermedades mentales, demencia senil o alzheimer; tratamientos médicos: diuréticos, anticolinergicos, neurolépticos o tranquilizantes; personas con factores de riesgo que viven solas y estados de dependencia; y consumo de alcohol y drogas.
CONSEJOS ANTE GOLPES DE CALOR
En caso de golpe de calor y mientras se obtiene asistencia médica se recomienda enfriar el cuerpo por medio de paños de agua fría o dar un baño o ducha fría y permanecer en habitación oscura. Asimismo, la exposición a los rayos del sol puede provocar graves insolaciones y quemaduras, especialmente en personas de piel clara.
Una forma de evitarlo es ir adaptándose con una exposición progresiva, usar sombrero, ropa amplia y transpirable y gafas de sol con cristales homologados. No se debe olvidar nunca la protección solar.
En este sentido, el Ejecutivo ha resaltado que la piel tiene "memoria de la exposición al sol", que los efectos se acumulan a lo largo de la vida y además ninguna crema solar, por muy alta protección que tenga, protege completamente contra el sol y cualquier sobreexposición solar es una grave amenaza para la salud.