Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gomendio cree que el mensaje de la LOMCE "no cala" porque el PSOE defiende el modelo anterior como su "último bastión"

La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Monserrat Gomendio, ha afirmado este jueves que el mensaje de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) "no cala" porque "la oposición y sobre todo el PSOE" entiende que el modelo educativo anterior es "suyo" y lo defiende "de forma radicalizada" como el "ultimo bastión".
Así lo ha manifestado Gomendio durante su intervención esta tarde en una mesa redonda organizada por el IESE Bussines School para abordar la reforma de la Educación, en la que también han participado el profesor del IESE y director académico del Center for Public Leadership and Government, José Ramón Pin, y el director ejecutivo del Center for Public Leadership and Government, Pablo García-Manzano.
La 'número dos' de Educación considera que otro de los obstáculos que tiene la ley son los sindicatos que "siempre, siempre hablan de lo mismo", es decir, del descenso en el número de profesores que "no es cierto", del salario que insisten en que es "muy bajo" y "la ratio, la ratio, la ratio". "Creo que los sindicatos no representan el sentir mayoritario", opina, al tiempo que ha reconocido que sí "es la única voz que se escucha".
En relación con la posible insumisión de algunas comunidades autónomas, Gomendio ha recordado que "es una ley" y que, por lo tanto "hay una consecuencia de no aplicarla" y es que habrás "evaluaciones" fijadas por el Estado que "esos alumnos no van a evaluar". "No tiene vuelta de hoja", ha remachado.
Dicho esto, ha indicado que la educación es una materia "ideologizada" y un tema "muy polarizado" y ha añadido que incluso "dentro del Gobierno" ha habido un "debate importante" sobre la necesidad de abordar una reforma de estas características en un momento de crisis como el actual caracterizado por la falta de recursos económicos.
MAYOR CRECIMIENTO ECONÓMICO
En otro orden de cosas, ha hecho hincapié en que España tiene un problema de alto nivel de desempleo "en todos los niveles formativos" y ha defendido que aquellos países que tienen un mejor rendimiento educativo han tenido un "mayor crecimiento económico, por lo que ha destacado la importancia del nivel educativo tanto para el individuo y como para el crecimiento económico del país en su conjunto.
En este sentido, la secretaria de Estado ha explicado que España tiene "una decisión que tomar muy importante" y es si apuesta por un país que "mejore" el nivel formativo de sus alumnos para que puedan acceder a "empleos de alta cualificación" o si continúa con alumnos con un nivel formativo "muy bajo", que sólo podrán competir con "países en vías de desarrollo".
Seguidamente, Gomendio ha rechazado la idea de la falta de inversión en educación y ha señalado que "a pesar" de haberse duplicado la inversión en los últimos años, esto no ha tenido "absolutamente ningún efecto" en el rendimiento de los alumnos. Además, ha añadido que en España hay un 21% más de inversión por alumno que la media de la OCDE, menor ratio alumno por profesor, más años de escolarización y mayores salarios para los profesores.
Sin embargo, ha destacado que "todas las comparativas internacionales" dicen que el rendimiento de los alumnos españoles es "muy pobre". Así, Gomendio ha criticado que el sistema educativo actual "achaca y aplana", consigue que "todos" los alumnos tengan un nivel de rendimiento bajo basándose en la premisa de la "equidad" y "no permite que haya alumnos excelentes".
Frente a ello, ha recordado algunos objetivos de la reforma educativa del Gobierno entre los que destaca disminuir las altas tasas de abandono escolar; atraer más estudiantes a una Formación Profesional más moderna a través del adelanto de la elección de itinerario a los 16 años e implantar una atención personalizada a través del establecimiento de evaluaciones tempranas.
También, ha concretado que entre los objetivos de la Ley está la "redefinición" de competencias Estado-CC.AA.; la implementación de evaluaciones homogéneas al final de la ESO y el Bachillerato dentro de las competencias del Estado; y proporcionar "mucha más autonomía" a los centros docentes.
LA ACTITUD DE LOS ALUMNOS
Por otra parte, considera "fundamental cambiar" la actitud de los alumnos españoles, pues "más del 50 por ciento" tiran la toalla ante la presencia de dificultades y atribuyen el "éxito profesional" a factores externos como la "suerte" o que el profesor sea "malo". "Lo que sea salvo su propia responsabilidad", ha señalado.
En esta línea, Gomendio ha hecho hincapié en la necesidad de "involucrar más a las familias", así como la de abordar el tema de la formación de los docentes en la universidad que "deja mucho que desear". Para ello, ha afirmado que se va a poner en marcha una plataforma digital de intercambio de experiencias y conocimientos que estará lista en los "próximos dos meses", así como concursos para profesores.
Por su parte, el profesor Pin ha destacado que "la excelencia de un centro depende mucho más de los alumnos que de los profesores".