Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gómez cree que cuando un juez acepta las indicaciones de un Gobierno "no está en condiciones de ejercer su función"

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha considerado este domingo que cuando un juez acepta las indicaciones que le da un Gobierno "no está en condiciones de ejercer su función" "Cuando desde el gobierno de la Comunidad de Madrid se le dice al juez qué tiene que hacer con los recursos presentados a la privatización de la sanidad madrileña se está poniendo en riesgo además de la salud de los ciudadanos, la salud del sistema democrático", ha afirmado el secretario general del PSM en su intervención ante el plenario del Comité Regional.
El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha considerado este domingo que cuando un juez acepta las indicaciones que le da un Gobierno "no está en condiciones de ejercer su función"
"Cuando desde el gobierno de la Comunidad de Madrid se le dice al juez qué tiene que hacer con los recursos presentados a la privatización de la sanidad madrileña se está poniendo en riesgo además de la salud de los ciudadanos, la salud del sistema democrático", ha afirmado el secretario general del PSM en su intervención ante el plenario del Comité Regional.
A renglón seguido, y también en referencia a la externalización sanitaria y al juez Gerardo Martínez Tristán, ha añadido que "cuando un juez acepta esas indicaciones no está en condiciones de ejercer su función".
A este respecto, ha destacado que el PSOE ha defendido la sanidad pública, en las instituciones y en la calle junto a la ciudadanía, y frente a este modo de actuar, ha considerado que "los dirigentes de la derecha han sido absolutamente insensibles a la calle".
"Estoy firmemente convencido de que tenemos que preservar la justicia de influencias espúreas de otros poderes", ha indicado y ha criticado la "necesidad imperiosa de los gobiernos de la derecha de violentar la independencia de los jueces".
"Tenemos que tener muy claro que no les vamos a gustar nunca a los poderosos y a los que sirven a los poderosos", ha remarcado Gómez, quien ha criticado que se gobierne para las élites, y que ha defendido que 135 años después de la fundación del PSOE, los socialistas han tenido tiempo para aprender que "cualquier conquista social tiene un precio muy alto" y no tiene que ser para siempre".
Así, ha precisado que "la lucha por un sistema público de salud fue una larga y dura lucha" y como se ve ahora "no fue una conquista irreversible". "Al poco tiempo de militar en el partido uno se da cuenta de lo que cuesta cambiar las cosas", ha apostillado.
LAS VERDADERAS CONQUISTAS "CUESTAN MUCHO MÁS"
En este punto, ha relatado que "las verdaderas conquistas, las que cambian la vida y la historia, cuestan mucho más, son peleas más largas, más solitarias, menos brillantes pero que dejan cicatrices más profundas y más feas", pero que a la postre, "logran algo valioso y duradero" para los seres humanos y eso es la pelea de la sanidad.
Así, ha dicho que los regímenes mixtos se realizaron para "evitar que pasiones coyunturales dieran al traste con la convivencia y la mayoría de un momento dado aplastara al resto de la sociedad" y a renglón seguido, ha destacado que "la mayoría política siempre es coyuntural".
"Hay una lección que los socialistas no debemos olvidar: que por muchos defectos que tenga y debamos corregir, el único camino es el de la democracia, la democracia del voto, de las leyes de las instituciones", ha remarcado para indicar que los socialistas tienen que comprometerse "de manera insobornable con la limpieza de las instituciones a la democracia".