Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern catalán asegura que ya puede acoger a un millar de refugiados

Ada Colau califica de vergüenza la "inacción" de gobiernos como el de España
La consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Dolors Bassa, ha asegurado este lunes que Cataluña cuenta actualmente con 1.000 plazas para acoger a personas refugiadas, un anuncio que llega después de que a principios de junio asegurara que podrá acoger hasta 1.800 personas en septiembre y 4.700 en 2017.
Lo ha dicho Dolors Bassa junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el acto institucional del Día Mundial de las Personas Refugiadas, que ha tenido lugar este lunes por la tarde en el Ayuntamiento de Barcelona un día después de la manifestación con el lema 'Obrim fronteres. Volem acollir', a favor de la acogida de refugiados en Cataluña.
Bassa ha considerado que los países democráticos tienen la obligación moral de acoger, y ha agradecido a las entidades, agentes sociales y ayuntamientos por su compromiso: "Es necesario un proceso de acogida y un proceso de integración sociolaboral para las personas refugiadas".
Ada Colau ha agradecido el trabajo realizado a las entidades de asilo y se ha comprometido a hacer "todo lo que sea necesario" para acompañarlas, además de llamar a la ciudadanía y a las organizaciones a que indiquen al Ayuntamiento hasta dónde tiene que llegar para ayudar a los demandantes de asilo.
Ha recordado que Barcelona está volviendo a alzar la voz ante esta situación, que ha calificado de insostenible y que "afecta a la dignidad y a la vida humana", como ya lo hizo por la guerra de los Balcanes.
"Es la ciudadanía de esta ciudad quien ha estado una vez más a las altura del reto que teníamos, y nosotros, como gobierno municipal, hemos intentado dar respuesta a esta demanda", ya que esta no es solo su obligación sino un mandato inequívoco que ayudará a salvarse del cinismo de la Europa de los Estados, en sus palabras.
Colau ha calificado de vergüenza la inacción de estados, como el español que, como la mayor parte de los gobiernos europeos, está traicionando los valores fundacionales del proyecto europeo: "Esta no es la Europa que derrotó al fascismo. Esta no es la Europa de la fraternidad entre los pueblos".
El acto, que ha tenido lugar en el Saló de Cent del consistorio barcelonés, ha contado con el testimonio de dos personas refugiadas, de Siria y Ucrania, que viven en Barcelona: "Nunca me imaginé que sería refugiada", ha explicado una mujer siria.
PLA BARCELONA CIUTAT REFUGI
Colau también ha explicado que, a través del Pla Barcelona Ciutat Refugi, el consistorio ha creado un programa complementario para acoger a personas solicitantes de asilo que no están atendidas por el Estado.
La alcaldesa ha recordado la ayuda que ha ofrecido Barcelona a las ciudades receptoras --Lesbos, Atenas o Lampedusa--, así como la tarea de llevar la voz de la red de ciudades refugio ante organismos internacionales como la Comisión Europea y la ONU.