Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern espera recaudar 2,8 millones con la nueva tasa para renovar la tarjeta sanitaria

La Generalitat de Cataluña prevé recaudar hasta final de año cerca de 2,8 millones con la nueva tasa de siete euros que empezó a cobrar en marzo para renovar la tarjeta sanitaria por pérdida, deterioro y robo, quedando exentos los casos de rectificación de datos personales.
Según ha explicado a Europa Press el director de Servicios de la Conselleria de Salud de la Generalitat, Xavier Rodríguez, la Generalitat cuenta con numerosas tasas administrativas similares a las de la tarjeta sanitaria, aunque "la mayoría" no afectan directamente a los usuarios.
Algunas de estas tasas de la Conselleria se centran, por ejemplo, en el cobro de 46,95 euros por las comprobaciones técnicas sanitarias para el traslado de cadáveres, 688 euros por tramitar autorizaciones de fármacos y de 283,45 euros por autorizar la instalación de una oficina de farmacia.
Pero las tasas con las que más dinero recaudan las arcas públicas de Cataluña son las de actividades de control e inspección sanitaria en mataderos y salas de despiece, por las que la Generalitat prevé ingresar este año 8,5 millones de euros.
Rodríguez también ha revelado que se prevén recaudar 15.000 euros de intereses de demora, 4.000 de recargos de constreñimiento y 650.000 de multas y sanciones.
677.410 TARJETAS EN 2013
En el caso de las tasas que sí que afectan a los usuarios, la más destacada es la de la tarjeta sanitaria: los 2,8 millones de euros de ingresos se han previsto al calcular la aplicación del impuesto a las 677.410 tarjetas que se emitieron el año pasado en Cataluña.
En caso de tener que duplicar la tarjeta sanitaria, el usuario debe dirigirse a su centro de atención primaria (CAP) para solicitar una nueva, abonar los 7 euros de la tasa y volver al centro sanitario con un justificante de pago.
En ese momento, el usuario obtendrá un documento provisional que le servirá hasta que reciba la nueva tarjeta en su domicilio.
La tarjeta sirve para poder acceder a los centros y servicios sanitarios, así como obtener fármacos y otras prestaciones médicas.