Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern destaca que ante una situación de urgencia "nadie quedará sin tratamiento sanitario"

El Ejecutivo autonómico "hará lo que diga la normativa" con los posibles objetores de conciencia
El Gobierno balear ha hecho hincapié este viernes que, ante una situación de urgencia, "nadie quedará sin tratamiento sanitario" en Baleares, si bien ha matizado que "determinados tratamientos" únicamente se prestarán "a quienes se puedan dar" puesto que es necesario cumplir con los decretos estatales del Gobierno central.
Así lo ha indicado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Rafael Bosch, quien ha reiterado que está garantizada la atención en Urgencias aunque las "circunstancias" del Gobierno central "habrá que cumplirlas", ha manifestado en relación a la atención sanitaria a los inmigrantes irregulares.
En cualquier caso, el portavoz, quien ha destacado que el gasto sanitario de España ha ido creciendo de manera que actualmente existen muchas dificultades para afrontarlo, ha indicado que el Gobierno todavía debe mirar "la letra pequeña" de la normativa estatal.
Además, preguntado por la posibilidad de que haya médicos que decidan objetar y continúen atendiendo a extranjeros sin papeles, Bosch ha contestado que el Gobierno "hará lo que diga la normativa" al respecto. "Si no se cumple", ha dicho, estos funcionarios tendrán "las consecuencias que se deriven".
Cabe recordar que este jueves el consejero de Sanidad, Antoni Mesquida, en relación al rechazo de algunos médicos que se muestran contrarios a esta medida, aseveró que es "muy sensible con todas estas cosas".