Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grandes atascos en las entradas a Vizcaya, Madrid y Valencia en la última jornada de la Operación Retorno

La última jornada de la Operación Retorno de Semana Santa está provocando grandes atascos, algunos de hasta 15 kilómetros, en las entradas de Vizcaya, Madrid y Valencia. Además, se han registrado retenciones en varias provincias de Cataluña.
Según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT) los desplazamientos hacia la provincia de Vizcaya ha provocado retenciones en varios tramos de la A-8 en territorio cántabro: de 15 kilómetros entre Tarrueza y Castrourdiales, de 8 kilómetros entre Bárcena de Cicero y Colindres, y de 3 kilómetros a la altura de Penagos.
También en dirección a Vizcaya, se han detectado retenciones en la BU-30 a la altura de Villagonzalo de Pedernales, muy cerca de la circunvalación de Burgos. Además, en la AP-1 se han contabilizado 7 kilómetros de retención entre Quintanavides y Monasterio de Rodilla, en este caso como consecuencia de un accidente.
Tráfico ha informado también de hasta 5 kilómetros de retenciones en la A-3 a la altura del municipio de Buñol y 15 kilómetros en Requena, en ambos casos en dirección hacia la capital valenciana. En la A-7, en Murcia, se ha registrado también atascos en dirección a Alicante.
Del mismo modo, hay problemas en varias de las entradas a Madrid. Concretamente, en la A-4, aún en la provincia de Ciudad Real, se han registrado retenciones en Almuradil, mientras que en la localidad madrileña de Getafe había atascos de hasta 3 kilómetros en esta misma carretera. En la entrada a la capital por la Carrtera de Extremadura, A-5, se han detectado pequeños atascos de entre 2 y 3 kilómetros en el entorno de Móstoles.
Finalmente, hay retenciones en la AP-7 en la provincia de Tarragona y en la N-340 en Torredembarra. En esa misma vía pero en la provincia de Barcelona, hay 3 kilómetros de retenciones en Castellet i la Gornal, mientras que en la A-2 a la altura de Bellpuig (Lleida), hay unos 10 kilómetros de atasco.