Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace reclama a la UE y a Rajoy un compromiso "ambicioso" con las energías renovables

Greenpeace ha reclamado a la Unión Europea y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que lleguen a un compromiso "ambicioso" con las energías renovables para lograr una economía y un medio ambiente sostenibles.
Así, con motivo de la celebración del Consejo Europeo en Bruselas (Bélgica), en el que se decidirán los objetivos de energía y clima para 2030, la ONG destaca las "ventajas" económicas y sociales de una política energética sostenible.
Para la responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, Marina Bevacqua, la cita europea es "clave" porque marcará "el futuro para la reducción de emisiones contaminantes, el desarrollo de renovables y el ahorro de energía, por lo que será igualmente decisiva para el crecimiento económico y la independencia energética de la Unión Europea"
Con estos objetivos, activistas de Greenpeace han desplegado una pancarta con el mensaje 'UE: Las renovables son la solución' durante la ruta realizada con el buque Artic Sunrise por las costas españolas para exigir que no se realicen prospecciones de hidrocarburos y que, en su defecto, se potencien las energías limpias.
En este sentido, Bevacqua ha criticado que el Gobierno español esté condicionando "todo" a que haya un "compromiso de interconexiones europeo" que permita exportar su excedente de electricidad al resto de Europa. Sin embargo, para la ONG, "la mejor forma de lograrlo es apoyando un objetivo ambicioso de renovables y la eficiencia energética".
Además, Greenpeace recuerda que no son solo las ONG ecologistas las que piden a Rajoy y a sus colegas europeos objetivos "ambiciosos y vinculantes" de energías renovables, eficiencia y reducción de emisiones. En concreto, ha recordado que empresas como Unilever, Phillips, Siemens o Ikea han solicitado recientemente un "mayor compromiso sostenible" a la Unión Europea, igual que sindicatos como UGT, CCOO y la Confederación Europea de Sindicatos o asociaciones de consumidores como Facua y OCU.
En este sentido, ha manifestado que una política energética sostenible para el medio ambiente también lo es para el crecimiento económico, el empleo y el ahorro en el hogar. A su juicio, a los líderes europeos "se les agotan los argumentos para no dar el giro" hacia un modelo energético basado en renovables.
La propuesta de Greenpeace es apostar por un modelo renovable que contribuiría "notablemente" a disminuir la dependencia europea del exterior, ya que España importa un 86,2% de toda su energía del exterior, mientras que la UE depende en su conjunto en un 53% de fuentes externas para el suministro energético.
A su juicio, la propuesta de la Comisión Europea es "completamente insuficiente" para abordar el cambio climático porque solo ayudarían a consolidar el papel de tecnologías contaminantes y peligrosas, como las nucleares y las basadas en combustibles fósiles, para las próximas décadas.
Por eso, recuerda que exige a la Unión Europea objetivos vinculantes para 2030 que pasen por reducir, al menos, un 55 por ciento las emisiones internas de gases de efecto invernadero (respecto a 1990), una presencia de energías renovables del 45 por ciento en el mix energético y un ahorro energético mediante la eficiencia energética del 40 por ciento (respecto a 2005).