Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace advierte de que si la UE autoriza el glifosato expondrá a la población a un producto cancerígeno

Greenpeace ha advertido de que si la Unión Europea finalmente autoriza el herbicida glifosato estará exponiendo a los ciudadanos a un producto "probablemente cancerígeno", según fue clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
La Agencia Ambiental de EEUU (EPA) cree que es "improbable" que este herbicida "sea carcinógeno para los humanos"
La votación en la Comisión Europea para renovar la autorización de este herbicida, del que en España se venden 125 productos y unos 15 millones de litros al año, fue aplazada por segunda vez por no haber una postura común.
Ahora, la Comisión Europea ha presentado dos opciones nuevas a los Estados miembro, una que pasa por una reautorización por uno o dos años, hasta que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) termine su evaluación de riesgo o bien, que no se haga nada y dejar que se caduque la autorización el próximo 30 de junio. Si no se toma una decisión hasta el 30 de junio, se daría un período de gracia de seis meses y después de eso el glifosato dejaría de poder comercializarse en la UE.
Según la ONG, Malta, que estaba indecisa, ha dicho que votará en contra de la propuesta y Alemania ha adelantado que probablemente se abstendrá, por lo que no se conseguiría una mayoría cualificada, un requisito impuesto por la Comisión para reautorizar esta sustancia.
España, por su parte defiende la primera opción. Greenpeace reclama como un aspecto "fundamental" escuchar a científicos independientes, al Parlamento Europeo y a la ciudadanía.
El glifosato es la sustancia activa de los herbicidas más vendidos en el mundo. Es un herbicida total, mata a cualquier planta sobre la cual es aplicado (excepto si ha sido modificada genéticamente para tolerar su uso) y fue clasificado por la Organización Mundial de la Salud en marzo de 2015 como "probablemente cancerígeno para los seres humanos".
Sin embargo, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), concluyó, en un informe seriamente criticado por la comunidad científica, que es "improbable que el glifosato sea cancerígeno para los seres humanos". En España es también el herbicida más vendido, están autorizados 125 productos cuya sustancia activa es el glifosato y se venden unos 15 millones de litros al año de estos productos.
EEUU Y MONSANTO
A este respecto, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) ha clasificado recientemente de forma oficial el glifosato como "improbable que sea carcinégeno para los humanos".
La conclusión, publicada por el Comité de Evaluación del Cáncer de la EPA (CARC), es la quinta que concluye que el glifosato no es carcinógeno como parte de una revisión de registro. Por su parte, la Agencia Reguladora del Manejo de Plagas de Canadá llegó a la conclusión de que es "poco probable que el glifosato suponga un riesgo de cáncer para el ser humano".
Por ello, el presidente de Monsanto, Hugh Grant, ha defendido que el glifosato tiene una historia de 40 años "de uso seguro y eficaz" y lamenta que la clasificación "inconsistente" que emitió la IARC el año pasado haya generado "una preocupación injustificada y la confusión acerca de esta importante herramienta agrícola".
"Esta evaluación rigurosa de los datos llevada a cabo por la EPA se basa en las sólidas conclusiones emitidas por las autoridades reguladoras europeas y canadienses, dejando claro una vez más que el glifosato no causa cáncer", ha apostillado.