Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace aborda y detiene un barco que navegaba con carbón hacia Israel

Activistas de Greenpeace abordaron y detuvieron esta madrugada en alta mar el barco "Orient Venus", que navegaba hacia Israel con un cargamento de carbón procedente de Suráfrica. En Israel hay tres plantas eléctricas que funcionan con carbón y el Gobierno tiene planes de duplicar la capacidad de una de ellas, en la ciudad costera de Ashkelon. EFEtelecinco.es
Tres activistas de la organización Greenpeace fueron arrestados hoy tras abordar y detener la pasada madrugada en alta mar el barco "Orient Venus", que navegaba hacia Israel con un cargamento de carbón procedente de Suráfrica.
"Sobre las cinco de la mañana, tres activistas de la organización se subieron al barco, que llevaba carbón a la planta de energía de Hadera", dijo a Efe Ariel Matzmer, portavoz de la organización, que explicó que la nave no podía avanzar "porque la ley israelí prohíbe el atraque de barcos con gente no identificada".
Según Matzmer, la acción es "un acto de protesta para pasar el mensaje de que no vamos a dejar que construyan otra planta eléctrica que funcione con carbón, habiendo otras opciones como las energías renovables o el ahorro de electricidad".
En Israel hay tres plantas de este tipo y el Gobierno tiene planes de duplicar la capacidad de una de ellas, en la ciudad costera de Ashkelon, señaló.
Dos de los activistas que abordaron el "Orient Venus", de bandera panameña, son mujeres israelíes, mientras que el tercero es un varón alemán, dijo.
El portavoz de la Policía, Miki Rosenfeld, explicó que los activistas fueron arrestados en el barco y trasladados al puerto de Hadera para ser interrogados.
Todos ellos recuperaron la libertad sin cargos a primera hora de la tarde, indicó Greenpeace, que subraya que las plantas de carbón son el causante principal del calentamiento global y una de las principales fuentes de contaminación ambiental, tanto en los países donde se extrae como en los que se utiliza.